En casa con nosotros mismos. ¿Pensaste alguna vez en la posibilidad de estar en casa sin poder salir? Nadie lo pensó. Nadie imaginaba lo que está pasando estos días. Ahora nos quedamos en silencio, en soledad, en reflexión, en concienciación. Me gusta cocinar para mí, llevaba doce años sin hacerlo, sin dedicarme tiempo, sin destinar unas horas a mí mismo.

Hoy me he cocinado unas patatas con cebolla fresca, todo cortado a dados, sofrito en un buen AOVE, regalo de alguien muy especial. Al final he añadido habitas crudas y guisantes lágrima, terminando con unos dados más de salchichón de Guijuelo.

He saboreado el placer de la simplicidad. Los guisantes no importaban; si eran buenos o malos. Lo importante eran mis manos. Mis manos y yo. Solos. Mucha sal o soso, cebolla quemada o caramelizada, patata cruda o encallada. Qué curioso cómo un plato es capaz de decirte quién eres y cómo estás. Retomar antiguos hábitos que el día a día de Noor me hacía imposible. Comer sentado y masticar despacio. Tan sencillo como eso.

Releer la obra de Nacho Carretero Fariña, estudiar sobre el descubrimiento de América y La Florida a través del Archivo de Indias, recitar algún poema de Claudio Rodríguez, como Lo que no es sueño, saborearlo todo, mezclarlo todo, diluir disciplinas artísticas como diluimos ingredientes en la cocina.

«Pero tú oye, déjame / decirte que, a pesar / de tanta vida deplorable, sí, / a pesar y aún ahora / que estamos en derrota, nunca en doma, / el dolor es la nube, / la alegría, el espacio; / el dolor es el huésped, / la alegría, la casa. / Que el dolor es la miel, / símbolo de la muerte, y la alegría / es agria, seca, nueva, / lo único que tiene / verdadero sentido»(Claudio Rodríguez). 

Reflexionar sobre dónde estamos y dónde llegaremos. Cuánto se quedará en el camino y cuánto nos servirá esta experiencia para crear nuevos caminos. Quién sabe. Saldremos y venceremos. 

Paco Morales es chef del restaurante Noor en Córdoba (2 estrellas Michelin) y propietario de Nanita, el segundo local, que abrió hace menos de un año en su ciudad natal.

Otras opiniones:

Recetas: