Hay días que el cuerpo te pide verde y nada mejor que un buen plato de guisantes para saciar la ganas. Si estás pensando en lechuga, ve desterrando la idea de tu cabeza porque hay vida más allá. Y sino echa un vistazo a la propuesta que hoy te traemos, para darte un respiro a todos los abundantes platos de estas navidades.

Ingredientes:

  • 250g de habas desvainadas, frescas o congeladas
  • 250 g de guisantes desvainados, frescos o congelados
  • 150 g de edamamde desvainados
  • 4 o 5 espárragos trigueros
  • 1/2 calabacín
  • 2 cucharas soperas de aceite de oliva virgen extra
  • El zumo de medio limón
  • 2 cucharadas soperas de hojas de menta picadas
  • Sal
  • Pimienta
  • 125 g de queso feta desmenuzado

Modo de preparación:

Si se utilizan habas congeladas, cocerlas con los guisantes, los espárragos, el calabacín y los edamame en agua hirviendo salada hasta que estén tiernas. Si se utilizan habas frescas, ponerlas a cocer un poco antes y añadir los guisantes y resto de verduras unos minutos después.

Escurrirlo todo con agua fría para conservar su bonito color vivo.

Quitas la piel de las habas-se requiero un poco de paciencia pero el color que hay debajo es magnífico-y desecharla.

Poner los guisantes, las habas y los edamame en una fuente grande poco profunda, añadir el aceite de oliva, el zumo de limón, la menta, la sal y la pimienta. Desmigar el queso feta y mezclar todo con cuidado.