El actor y escritor Carlos Bardem ha charlado con Paloma Leyra, subdirectora de Tapas, en una nueva edición de #TapasLive (a través de nuestro perfil de Instagram) con motivo del estreno de Santuario, la película documental que rodó junto a su hermano Javier y Greenpace y que llega este viernes 10 de abril a las principales plataformas de streaming (Amazon Prime Video, Filmin, Apple TV+, Google TV, Vodafone, Rakuten TV, Huawei Video o Movistar+). El filme, que se rodó durante ocho días de navegación por el Ártico, reivindica la necesidad de crear un santuario marino en este océano frente a la amenaza del cambio climático.

«Poder acceder en un barco de Greenpace a esos lugares lo vivimos como un privilegio. Y hacerlo rodeado de expertos, fue una maravilla», asegura Carlos Bardem. «Los activistas de esta ONG son gente muy comprometida con lo que hacen. Si me pilla con 20 años me hubiera enrolado en uno de estos barcos, siempre me ha fascinado que en ellos se condensa el espíritu de esta gente, muy concienciada, que se la juega físicamente por defender el planeta». En este sentido, destaca que Santuario es una obra «militante con la causa medioambiental, cuyo mensaje es muy importante», pero además destaca el valor añadido de que es «una película maravillosa de aventura, con imágenes muy bellas», que puede ser una buena forma de evasión ante el confinamiento. «Es una película muy bonita que os va a sacar de viaje fuera de casa», asegura.

Sobre la actual situación, Carlos Bardem considera que «es terrible y está dejando mucho dolor. Esto es una distopía, una película de catástrofes, pero una película bastante mala. No la estoy disfrutando». Y recalca que cuando esto pase «saldremos a algo nuevo. Y está en nuestra mano que sea mejor. Tenemos que reflexionar sobre nuestra relación con el medio ambiente. Es una situación muy paradójica, porque tiene muchos aspectos difíciles de llevar, pero es un confinamiento con todas las comodidades: tengo agua caliente, libros, películas…».

Y aunque reconoce que echa de menos «salir, ir a comer, ir a un bar a tomarme una caña…», considera que «es una buena oportunidad para poner en valor la creación. Toca reflexionar sobre esto. El papel de la cultura es ése. Supongo que hay mucha gente pensando sobre este momento y sobre lo que vendrá después».

Él, desde luego, no para. En estos momentos está inmerso en la grabación de Diarios de la cuarentena, una peculiar sitcom de TVE que ha nacido en plena crisis del coronavirus, con las enormes limitaciones que ello conlleva, y donde cada uno de los actores y actrices que participan en ella (Gorka Otxoa, Carlos Areces, José Luis García Pérez, Adriá Collado, Fernando Colomo, Montse Plá, Mónica Regueiro, Carmen Arrufat, Petra Martínez… y un larguísimo etcétera) se lo guisan y se lo comen prácticamente todo. «Fue una idea de Álvaro Longoria, de Morena Films y grabamos con nuestros propios celulares. Recibimos el guión, pero luego somos actores, iluminadores, cámaras, maquilladores… Y no me deja tiempo para otras cosas», explica.

Y ante cierta y rancia polémica que ha rodeado la serie, sobre si era necesario que la televisión pública, con la que está cayendo, se pusiera a hacer una comedia, Carlos Bardem se muestra tajante: «está hecha desde la intención más sana que es aliviar esta situación. Es una comedia blanca y el humor es un arma de supervivencia. Vivimos bombardeados por un aluvión de malas noticias, que son impactos negativos en la cabeza. La risa es fundamental, es una ventana».

Una vez que dejemos atrás la cuarentena, Carlos Bardem tiene claro lo primero que va a hacer: «Ver a mi madre, a mi hermano, a mi sobrino y a mis amigos. Pasear y entrar en un bar a tomar unas tapas. Esto va a pasar. Puede que no pase tan rápido como algunos piensan pero la mayoría volveremos a nuestra vida normal». Que así sea.

¿Cómo están pasando otros famosos la cuarentena?:

Sigue leyendo: