El revuelto se toma caliente, ¿verdad? Al menos así es en el sentido más estricto de la gastronomía, así que el plato de hoy no podía ser de otra manera que con un ligero toque de calor, aunque su apariencia nos recuerde a la típica ensalada campera que tan bien nos alegra la mesa de verano.

Con un popurrí de los ingredientes que vamos a ver a continuación hemos preparado un plato caliente que bien podría ser frío. Hemos dado una vuelta de tuerca a la ensalada de legumbres y hemos creado un revuelto de garbanzos con verduras, setas y dátiles. 

Ingredientes:

  • 2 vasos de garbanzos.
  • ½ pimiento verde.
  • ½ pimiento rojo.
  • 2 huevos.
  • ½ cebolla.
  • Setas de temporada (al gusto).
  • 100g de dátiles.
  • Sal.
  • Aceite.
  • Pimienta molida.

Preparación:

En una sartén ponemos a pochar la cebolla, seguida de los pimientos y las setas.

Cuando tengamos un sofrito en su punto, añadimos los dátiles y dejamos cocinar durante 10 minutos poniendo la guarnición a punto de sal y pimienta.

En los últimos minutos añadimos los huevos y convertimos las verduras pochada en un revuelto.

Ya fuera del plato mezclamos este acompañamiento con los dos vasos de garbanzos (ya cocidos) y volvemos a poner a punto de sal y aliñamos con aceite de oliva.

Servimos en caliente.

Otras recetas: