Madrid será la sede central en Europa desde la que la ONG del chef José Andres, World Central Kitchen (WCK), coordinará las futuras operaciones humanitarias en toda Europa y prestará ayuda y asistencia a familias vulnerables de la capital.

Así lo ha anunciado la vicealcaldesa de la capital, Begoña Villacís, durante una visita a Madrid Fusión 2021, que se celebrará del 31 de mayo al 2 de junio en el recinto ferial de Ifema Madrid.

En virtud de un convenio, la cocina de Santa Eugenia, en Villa de Vallecas, se convertirá en una aceleradora de ideas e innovación y en centro europeo de formación de la ONG en la respuesta de emergencia a crisis alimentarias.

En este sentido, la vicealcaldesa se ha felicitado de poder contar con «algo tan puntero e innovador» como una sede para «posibles situaciones de crisis que se pudieran dar en toda Europa».

«Madrid nos ha acogido siempre con los brazos abiertos», ha destacado por su parte Javier García, de WCK, que, después de su experiencia durante la pandemia, activó su equipo de acción rápida durante la tormenta ‘Filomena’ para distribuir más de 40.000 comidas en Madrid.

«Después de toda crisis viene un rayo de luz», ha explicado el responsable de la ONG, que ha incidido en que cuando ya «afortunadamente esta pandemia está terminando» ahora WCK se centrará en «trabajar en el futuro».

Así, la Escuela de Hostelería Santa Eugenia, la mayor cocina solidaria que ha montado la ONG, convertirá las instalaciones ubicadas en el mercado municipal de Santa Eugenia en el centro de operaciones del dispositivo de emergencia para la elaboración de comidas destinadas a los colectivos más vulnerables de la ciudad de Madrid.

Igualmente, se desarrollarán actividades culinarias destinadas a impulsar la recuperación económica del distrito y de la ciudad, todo ello conjuntamente con las labores de coordinación como base europea de la Fundación.

En esta escuela trabajan cada día entre 80 y 90 voluntarios, repartidos en dos o tres turnos, con un sistema para elaborar grandes cantidades sin que se ponga mala la comida, con los protocolos de sanidad y una bonita presentación de cada plato. La chef mexicana Karla Hoyos, mano derecha de José Andrés en Miami, lideró el grupo de voluntarios que elaboraban cada día 11.000 comidas, unos 7.000 menús y bocatas de «medio kilo» para las personas más vulnerables del distrito de Villa de Vallecas y de otras zonas de Madrid.

Además de esta labor de distribución de comidas (menús) a los colectivos más necesitados de la ciudad de Madrid, este proyecto de colaboración busca contribuir a la formación culinaria y a la reinserción laboral de adultos desempleados, jóvenes y personas en riesgo de exclusión, prestando programas de formación y de apoyo para el desarrollo personal, inserción social y capacitación emprendedora, como salida laboral a personas sin empleo.

También contempla un acelerador de ideas, donde emprendedores con pasión por la alimentación y el mundo de la restauración, y con dificultades estructurales para acceder a los recursos que les permitan transformar ideas en productos o servicios de éxito, encuentren un espacio para desarrollar, ejecutar y crecer.

Entre sus objetivos también está crear un innovador centro europeo de formación en la respuesta de emergencia a crisis alimentarias (CRT), en el que profesionales del sector culinario, logístico y de emergencia del continente europeo adquieran las competencias necesarias para responder a crisis alimentarias ocasionadas por desastres naturales o situaciones de emergencia, así como ser una red multinacional europea de respuesta a crisis alimentarias, según informa Europa Press.

El programa Community Kitchen estará destinado a adultos desempleados, jóvenes y personas en riesgo de exclusión, preferentemente residentes en Cañada Real o Villa de Vallecas, o en distritos colindantes como Villaverde, Carabanchel, Usera y Puente Vallecas, aunque en última instancia se centrará en las personas más desfavorecidas que se han visto privadas por la crisis alimentaria del derecho básico de tener acceso a comida, quienes recibirán, a través de las entidades beneficiaras, los menús elaborados por la Fundación.

A este respecto, en la selección de los participantes y usuarios de estos programas, la Fundación podrá recibir y tener presente las orientaciones que, en su caso, puedan remitirle las autoridades competentes.

El programa Food Acelerator tendrá como público objetivo emprendedores con pasión por la alimentación y el mundo de la restauración, y con dificultades estructurales para acceder a los recursos que les permitan probar y transformar ideas en productos o servicios de éxito, preferentemente en Villa de Vallecas, o en distritos colindantes como Villaverde, Carabanchel, Usera y Puente Vallecas.

El programa Chef Relief Training Europe se destina a profesionales del sector culinario, logístico y emergencia del continente europeo, que deseen certificarse en acciones de respuesta a crisis alimentarias ocasionadas por desastres naturales o situaciones de emergencia.

Durante la pandemia, la ONG del chef José Andrés repartió 35 millones de comidas en todo el mundo, tres millones de ellas en España, y dio respuesta a la crisis en 400 ciudades, con más de 15 cocinas de emergencia y 165 puntos de distribución, a través de una red que contó con más de 30.000 voluntarios.

Deja un comentario