El final del verano se acerca. Estas son las cinco recetas que podrás preparar y así adaptarse mejor a la vuelta a la rutina. A todo el mundo le gustarán, son deliciosas, diferentes y saludables.

Pa amb tomaquet de Kabuki

En Kabuki, el pequeño sushi bar referencia de la cocina japonesa en la capital (y, a su vez, local fundacional del grupo Kabuki), el chef Víctor Serrano descubre al comensal los clásicos que le han dado fama al reputado cocinero Ricardo Sanz. Y ahora también nos desvela a nosotros cómo elaborar en nuestra cocina una de sus genialidades. No pierdas ripio.

Ingredientes:

> 200 g de ventresca de atún (toro).

> 40 g de tomate rallado.

> 20 g de pan tostado.

> 2 g de sal en escamas.

> 5 g de aceite arbequina.

Elaboración

  • Lavar los tomates y cortar por la mitad. Retirar las pepitas y pasar por un rallador de campana. Reservar en frío.
  • Cortar el pan por la mitad y retirar la miga. Hornear a 130 grados durante 10
    minutos o hasta que esté crujiente y seco. Triturar en trozos pequeños y reservar.
  • Para la ventresca, retirar toda la parte blanca de la pieza y dejar el atún en forma de rectángulo. Cortar 12 tiras de pescado lo más finas posible (4 dedos de largo por 2 dedos de ancho).

Emplatado:

  • Colocar en un plato largo las 12 tiras de ventisca de atún, una al lado de la otra.
  • Con una cuchara, colocar un poco de tomate rallado en un extremo de cada tira de atún y un poco de sal Maldon por encima del tomate.
  • Terminar con una línea de soja y otra de aceite de arbequina pasando por todas las piezas de atún.
  • Por último, esparcir el pan tostado en trozos por encima de las tiras de atún.

Tatín de foie gras y maíz de Disfrutar

Mateu Casañas, Oriol Castro y Eduard Xatruch te dejan una de las recetas más complejas de nuestra guía. Todo un reto (con estrella) que merece la pena.

Ingredientes:

Rectángulos de crocant de maíz

> 160 g de fondant.

> 80 g de glucosa.

> 80 g de isomalt.

> 275 g de maíz frito.

> Sal en escamas.

> 10 rectángulos de obulato de 5×2 cm de lado.

Base de alginato sódico

> 5 g de alginato sódico.

> 1 l de agua mineral.

Base de crema de maíz

> 400 g de maíz en conserva.

> 25 g de agua.

> 3 g de gluconolactato cálcico.

> 0,2 g de goma xantana.

Multiesféricos rectangulares de maíz

> Base de alginato (elaboración anterior).

> Base de crema de maíz (elaboración anterior).

Rectángulos de foie gras

> 200 g de foie gras desvenado y limpio.

> 20 g de brandy Sal.

> Pimienta negra recién molida.

Elaboración:

Rectángulos de crocant de maíz

  • Triturar el maíz en el vaso americano hasta obtener un polvo fino.
  • Juntar en un cazo el fondant con el isomalt y calentar. Una vez disuelto añadir la glucosa y cocer el conjunto hasta alcanzar los 160 °C.
  • Añadir el polvo de maíz al caramelo y retirar del fuego.
  •  Mezclar bien y estirar sobre papel sulfurizado. Dejar cristalizar y enfriar.
  • Una vez frío, triturar en el vaso americano hasta obtener un polvo fino.
  • Disponer los rectángulos de obulato encima de una bandeja plana con Silpat.
  • Espolvorear el polvo de caramelo con maíz por encima, de forma que el obulato quede cubierto por una capa uniforme y fina de caramelo. Espolvorear con un poco de sal.
  •  Calentar en el horno a 160 °C durante 1 minuto. Retirar del horno y dejar enfriar.
  • Guardar los rectángulos obtenidos de crocant de maíz en un recipiente hermético y en un lugar fresco y seco.

Base de alginato sódico

  • Disolver el alginato en el agua y triturar en el vaso americano hasta que no queden grumos.
  • Guardar en la nevera durante 12 horas.

Base de crema de maíz

  • Triturar el maíz con el agua indicada en el vaso americano hasta obtener una crema fina.
  • Colar por estameña y añadir el gluconolactato cálcico, disolver y añadir xantana.
  • Triturar con ayuda de un batidor eléctrico hasta que no haya grumos, extraer el aire interior con la ayuda de una máquina de vacío.
  • Guardar en la nevera.

Multiesféricos rectangulares de maíz

  • Con la ayuda de una jeringa, escudillar en la base de alginato gotas de 0,5 cm de diámetro de crema de maíz.
  • Dejar los esféricos de maíz en el baño de alginato durante 1 minuto para que se forme una película exterior de gelatina.
  • Con la ayuda de una cuchara de agujeros, recoger de una vez 18 bolitas de maíz, escurrir bien de alginato y disponerlas en un molde rectangular de 2×5 cm, de forma que todas las bolitas queden ligeramente presionadas entre ellas.
  •  Guardar en la nevera durante 2 horas.
  • Transcurrido ese tiempo, sacar los multiesféricos de maíz formados del molde y guardar en un recipiente hermético en la nevera.

Tres recetas airfryer: los platos estrella para hacer con tu freidora de aire

De un tiempo a aquí, el sueño de todo aquel que quiere cuidar su alimentación sin renunciar a las croquetas o las patatas fritas se ha hecho realidad: actualmente, gracias a las innovadoras freidoras de aire, ya es posible comer frituras no grasientas e insanas. Y por eso son muchos los gastrónomos de pico fino que actualmente se inclinan a favor de esta revolucionaria tendencia culinaria para elaborar recetas de lo más sabrosas, de una manera ligera y limpia. 

Emparedados de calabacín

Ingredientes:

> 1 calabacín largo.

> Lonchas de jamón york.

> Lonchas de queso.

>1 huevo.

>Pan rallado.

>Unas gotas de aceite de oliva.

Elaboración:

  • Corta el calabacín en láminas verticales. Coge la parte central de la verdura.
  • Encima de cada lámina, coloca un trozo de jamón dulce o pavo y de queso, y enróllalos.
  • Pasa cada rollito por huevo y pan rallado (o cualquier otro preparado que sirva para empanado).
  • Pinta los rollitos con aceite.
  • Precalienta la airfryer y pon los rollitos 5 minutos a 150º C. Luego, sube la temperatura a 180º y déjalos 10 minutos. Y ya estarán listos para comer.

Pechugas de pollo empanadas

Ingredientes:

>2 pechugas de pollo.

>100 g de panko.

>1 huevo.

>20 g de queso parmesano o Grana Padano.

>2 cucharadas de ralladura de limón.

>1 cucharadita de orégano seco.

>Chile seco o pimienta de cayena molida al gusto.

>Sal.

>Pimienta negra molida.

>100 g de harina de trigo.

>Aceite de oliva.

Elaboración:

  • Prepara en tres platos hondos separados el huevo batido, la harina de trigo y, en el último, el panko, mezclado con el queso parmesano rallado, el orégano, la pimienta de cayena o el chile molido al gusto, la ralladura de limón, la sal y la pimienta.
  • Cuanto estén listos los componentes del rebozado, pasa la pechuga, en este orden, por la harina, el huevo batido y el panko con las especias. Nunca debes filetearla, pues quedaría muy seca.
  • Colócala sobre la bandeja del electrodoméstico. Dependiendo del tamaño de tu freidora sin aceite, es probable que solo quepa una pechuga por tanda (pues no deben superponerse).
  • Echa unas gotas de aceite de oliva y cocínala por un lado a 190º C durante 10 minutos. Pasado este tiempo, dale la vuelta a la pechuga, y cocínala durante 8 minutos. Así, la pechuga estará perfectamente dorada: crujiente por fuera y jugosa por dentro.

Pasta chips

Ingredientes:

>500 g de pasta corta seca.

>Queso parmesano o Grana Padano.

>Sal.

>Pimienta negra molida.

>Ajo granulado.

>Chile en copos o pimentón picante.

>Orégano seco.

>Aceite de oliva.

Elaboración:

  • Cuece tu pasta corta favorita dejándola algo blanda, en torno a un minuto por encima del tiempo indicado en el paquete.
  • Pasado el tiempo de cocción, escurre la pasta y ponla en un bol grande, donde la mezclarás con el resto de ingredientes. Echa un buen chorro de aceite de oliva y sazona la pasta a tu gusto.
  • Remueve todo bien. Tras sazonar la pasta, colócala en la bandeja de la freidora sin aceite y cocínala 10 minutos a 200º C. Durante este tiempo, debes remover la pasta dos o tres veces, para que se cocine uniformemente.
  • Comprueba entonces que la pasta tenga la textura adecuada, debe estar sabrosa y muy crujiente, con un uniforme color dorado, tirando a tostado. Dependiendo de la capacidad de la freidora sin aceite y de la cantidad de pasta que prepares puede que tengas que cocinarla más tiempo.
  • Reserva la pasta al menos 5 minutos antes de servir.

Recetas de horno: delicias de pollo

Hoy proponemos delicias de pollo para comer o cenar, un plato único que contiene todos los nutrientes que necesitamos para seguir dando caña en el trabajo. Contamos con las proteínas del pollo y las vitaminas y minerales que aportan las verduras.

Ingredientes (2 raciones):

>2 pechugas de pollo.

>1 puñado de hojas de albahaca.

>8 tomates cherry.

>Medio vaso de miso o caldo.

>1 puñado de brotes de judía mung o de hierba fresca.

>2 puñados de hojas de ensalada verde.

>1 puñado de espinacas.

Elaboración:

  • Ponemos papel de aluminio en una bandeja de hornear y colocamos las pechugas encima.
  • Desmenuzamos las hojas de albahaca, cortamos por la mitad los tomates cherry y damos la vuelta al pollo para que vaya cogiendo el sabor.
  • Con ese mismo objetivo, mezclamos una cucharadita de caldo o miso con medio vaso de agua hirviendo para preparar un caldo  concentrado que verteremos encima del pollo y dejaremos que los sabores se vayan fusionando.
  • Envolvemos el pollo con el aluminio y lo horneamos a 200ºC.
  • Cuando lo tengamos hecho, vamos comprobando cada 10 minutos, servimos el pollo sobre una base de espinacas (crudas o al vapor, al gusto), ensalada de hierba fresca, brotes de mung y hojas de ensalada verde.

Tarta de queso y sin azúcar: apta para todos los públicos

Bien sea por un rechazo innato a los sabores dulces o bien por unos niveles de glucosa en la sangre que hace que no podamos ni mirar un caramelo, existe la opción perfecta de tarta, válida para los paladares ‘menos dulzones’ (y para los que pueden con todo). Aquí la versión sin azúcar de la tradicional tarta de queso.

Ingredientes (para la base):

>Ralladura de un limón.

>1/2kg de queso fresco sin sal.

>1 yogur desnatado natural.

>5 huevos.

>10ml de zumo de limón.

>12ml de edulcorante líquido.

Para la cobertura:

>30g de gelatina en polvo de fresa.

>200g de mermelada de fresa sin azúcar.

>10ml de zumo de limón.

>50ml de agua.

Elaboración:

  • En un cazo grande ponemos todos los ingredientes para la base y lo dejamos cocer hasta que veamos que la mezcla de todos va espesando. Sin dejar de batir tratamos de que la fusión quede lo más fina posible para que al comer la tarta resulte agradable, y cuando tengamos la mezcla preparada, la volcamos sobre el molde que vayamos a utilizar para montar la tarta.
  • Así, dejamos enfriar la base hasta que tengamos lista la cobertura.
  • Con la cobertura seguimos el mismo proceso anterior: ponemos a cocer en un cazo todos sus ingredientes hasta que obtener una salsa que tenga una textura consistente, tampoco demasiado fina.
  • Cuando hayamos conseguido el punto exacto, la vertemos sobre la base y dejamos enfriar un mínimo de cuatro horas en el frigorífico.

Puedes ver estas y otras recetas en nuestra página web.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta