De un tiempo a aquí, el sueño de todo aquel que quiere cuidar su alimentación sin renunciar a las croquetas o las patatas fritas se ha hecho realidad: actualmente, gracias a las innovadoras freidoras de aire, ya es posible comer frituras no grasientas e insanas. Y por eso son muchos los gastrónomos de pico fino que actualmente se inclinan a favor de esta revolucionaria tendencia culinaria para elaborar recetas de lo más sabrosas, de una manera ligera y limpia. Por eso y porque aunque el aceite de oliva es el oro líquido de nuestra dieta, la mediterránea, y rebosa cantidad de nutrientes beneficiosos para el organismo, abusar de él no es nada aconsejable. A continuación te contamos cuáles son los platillos estrella que puedes hacer con la tuya. Apunta.

Emparedados de calabacín

Ingredientes

  1. 1 calabacín largo
  2. Lonchas de jamón york
  3. Lonchas de queso
  4. 1 huevo
  5. Pan rallado
  6. Unas gotas de aceite de oliva

Elaboración

  • Corta el calabacín en láminas verticales. Coge la parte central de la verdura.
  • Encima de cada lámina, coloca un trozo de jamón dulce o pavo y de queso, y enróllalos.
  • Pasa cada rollito por huevo y pan rallado (o cualquier otro preparado que sirva para empanado).
  • Pinta los rollitos con aceite.
  • Precalienta la airfryer y pon los rollitos 5 minutos a 150º C. Luego, sube la temperatura a 180º y déjalos 10 minutos. Y ya estarán listos para comer.

Pechugas de pollo empanadas

Ingredientes

  1. 2 pechugas de pollo
  2. 100 g de panko
  3. 1 huevo
  4. 20 g de queso parmesano o Grana Padano
  5. 2 cucharadas de ralladura de limón
  6. 1 cucharadita de orégano seco
  7. Chile seco o pimienta de cayena molida al gusto
  8. Sal
  9. Pimienta negra molida
  10. 100 g de harina de trigo
  11. Aceite de oliva

Elaboración

  • Prepara en tres platos hondos separados el huevo batido, la harina de trigo y, en el último, el panko, mezclado con el queso parmesano rallado, el orégano, la pimienta de cayena o el chile molido al gusto, la ralladura de limón, la sal y la pimienta.
  • Cuanto estén listos los componentes del rebozado, pasa la pechuga, en este orden, por la harina, el huevo batido y el panko con las especias. Nunca debes filetearla, pues quedaría muy seca.
  • Colócala sobre la bandeja del electrodoméstico. Dependiendo del tamaño de tu freidora sin aceite, es probable que solo quepa una pechuga por tanda (pues no deben superponerse).
  • Echa unas gotas de aceite de oliva y cocínala por un lado a 190º C durante 10 minutos. Pasado este tiempo, dale la vuelta a la pechuga, y cocínala durante 8 minutos. Así, la pechuga estará perfectamente dorada: crujiente por fuera y jugosa por dentro.

Pasta chips

Ingredientes

  1. 500 g de pasta corta seca
  2. Queso parmesano o Grana Padano
  3. Sal
  4. Pimienta negra molida
  5. Ajo granulado
  6. Chile en copos o pimentón picante
  7. Orégano seco
  8. Aceite de oliva

Elaboración

  • Cuece tu pasta corta favorita dejándola algo blanda, en torno a un minuto por encima del tiempo indicado en el paquete.
  • Pasado el tiempo de cocción, escurre la pasta y ponla en un bol grande, donde la mezclarás con el resto de ingredientes. Echa un buen chorro de aceite de oliva y sazona la pasta a tu gusto.
  • Remueve todo bien. Tras sazonar la pasta, colócala en la bandeja de la freidora sin aceite y cocínala 10 minutos a 200º C. Durante este tiempo, debes remover la pasta dos o tres veces, para que se cocine uniformemente.
  • Comprueba entonces que la pasta tenga la textura adecuada, debe estar sabrosa y muy crujiente, con un uniforme color dorado, tirando a tostado. Dependiendo de la capacidad de la freidora sin aceite y de la cantidad de pasta que prepares puede que tengas que cocinarla más tiempo.
  • Reserva la pasta al menos 5 minutos antes de servir.

Deja un comentario