El olor de las castañas en otoño. Ese olor que atrapa y te hace sentir como en casa. Comer castañas en casa mientras se ve una serie es un placer del que todos pueden disfrutar y, sobre todo, desde casa, ya que se pueden hacer en el microondas siguiendo unos sencillos pasos.

En primer lugar, se tiene que comprobar a qué potencia se debe poner el microondas. Si tiene 1.000 vatios solo bastarán 2 minutos; si son 800 vatios se aumentan 30 segundos y si se tratan de 600 vatios se aumentan 30 segundos más. Si después de sacarlas, se revisan que no están hechas por dentro se podrá dar 30 segundos más.

Para comprobar que están hechas, la piel se despegará con facilidad. Si lo prefieres, puedes echarle sal a las castañas.

Antes de meterlas en el microondas, se debe hacer un corte vertical a la castaña para que se hagan bien por dentro y evitar que al estar cerradas revienten. Estas castañas, para calentarlas, se pueden echar en un recipiente apto para microondas.

Las castañas son muy saludables y aportan grandes beneficios. Tienen un alto contenido en fibra y en hidratos de carbono, generalmente en forma de almidón, por lo que sacian mucho. Al tener una absorción muy lenta, no tienen picos de insulina en sangre, lo que las convierte en más saludables.

Contienen vitaminas del grupo B, que ayudan a estabilizar el azúcar en sangre, potenciando el flujo sanguíneo. Además, ayudan a contener la retención de líquidos, la hipertensión y el hierro.

Recetas con castañas

Las castañas es un producto que se pueden encontrar tanto en estado sólido como en puré. Los chefs más relevantes del panorama español se atreven con este alimento tan rico. Bien puedes preparar un solomillo a la parrilla con salsa de castañas o bien una sopa de col con castañas y tacos de tocino.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta