La bodega vallisoletana Castelo de Medina, múltiples veces premiada por sus blancos con D.O. Rueda, presenta Castelo Roble 2018, una nueva referencia que completa su gama de tintos y cuya etiqueta refleja sus notas de cata en ilustraciones.

Castelo Roble 2018 es un vino moderno que se elabora a base de un original ensamble de Tempranillo (40%) y Syrah (60%) procedente de un viñedo en el que se lleva a cabo una poda en verde, el deshojado de los racimos y la vendimia de forma natural. Además de una escrupulosa selección de las uvas. El resultado es la obtención de una uva de alta calidad y bajo rendimiento que ha permitido elaborar tan sólo 7.000 botellas de esta primera añada de Castelo Roble.

Tras una crianza de 11 meses en barricas nuevas de roble francés y americano, Castelo Roble 2018 presenta un color rojo picota y una gran intensidad aromática en nariz, en la que destacan las frutas rojas y negras (frambuesa, arándano y zarzamora) que armonizan con una barrica bien integrada y que aporta toques de vainilla y otras especias, tofe, regaliz y notas tostadas.

En boca es redondo y equilibrado y en ella parecen de nuevo las frutas rojas y negras que destacan en el vino y que lo hacen ideal para cualquier ocasión: para tomarlo solo, en el aperitivo o acompañado cualquier tipo de comida. No hay fallo posible.

Otros vinos que no deben faltar en tu bodega: 

Y algunas recetas para maridarlos: 

Deja un comentario

Cancelar la respuesta