¿Qué haces soltando esa cuchara? Cógela (otra vez) y refresca tu menú del día con estas seis ricas salsas que si algo tienen en común, además de algún que otro ingrediente, es que resultan perfectas para el verano. Son un condimento que queda muy bien hasta en bañador.

Melón

Salsa de melón. Mezclamos trozos de melón, tabasco, pimienta blanca y vinagre balsámico; todo bien triturado. Ideal para frutas y pescado.

Yogur y pepino

Yogur y pepino. Todo un clásico del verano: pepino rallado, sal Maldon, dos yogures cremosos y menta picada. Ideal con verduras crudas y ensaladas.

Pepinillo

Salsa de pepinillos. La tradicional salsa tártara, pero en versión light: pepinillos picados, vinagre, cebolla picada, aceite y yema de huevo. Con fritos y pescados.

Pisto

Salsa de pisto. Tomate, berenjena, cebolla y ajo pero todo molido, sazonado y especiado con orégano. Ideal para pasta y carnes servidas en frío.

Miel y mostaza

Miel y mostaza. Basta con añadir cantidad a partes iguales de ambos ingredientes y un chorrito de aceite. Remover bien y servir en ensaladas.

Mango y limón

Mango y limón. Elaborar con la fruta picada y cocida, con una pizca de azúcar, para acompañar las carnes blancas y las macedonias.

[td_smart_list_end]