Entre el 22 y el 24 de marzo, IFEMA y NEBEXT han celebrado el salón profesional HIP (Hospitality Innovation Planet), con el objetivo de apoyar al sector HORECA (Hoteles, restaurantes y cafeterías), uno de los más damnificados por la pandemia.

La feria tuvo lugar siguiendo estrictamente las medidas de higiene para garantizar la seguridad de los asistentes. A través de la medición de temperatura, mascarillas obligatorias, desinfección de los espacios y sistemas de ventilación y climatización constante del recinto con filtros higienizadores, la organización ha podido celebrar HIP de una manera segura.

Más que simples empresas

El pabellón 3 ha sido el protagonista gastro del encuentro, donde, repleto de stands y foodtrucks, los asistentes podían dar rienda suelta a su curiosidad probando las diferentes creaciones.

HIP ha contado con un amplísima oferta de empresas participantes, desde marcas tan resonantes en nuestra memoria como Productos Churruca, famosos por sus deliciosos frutos secos, hasta pymes, como es el caso de SillyBilly.

Snacks infantiles sí, pero saludables

SillyBilly nació a principios del pasado año con una clara intención: ayudar a los padres en su búsqueda de un snack sano para sus hijos que no volviese intacto a casa tras el colegio.

Las creadoras de este proyecto, Rocío y Elena, consiguieron crear un producto ecológico, natural y saludable aprobado tanto por nutricionistas infantiles como los pequeños y sus progenitores.

Ambas desempeñan también una labor solidaria: destinaron al principio del estado de alarma una cuarta parte de su producción a la Fundación Madrina y a la Luz Casanova. Este verano llevaron a cabo la campaña «Pequeños Grandes Gestos. Vuelta al cole» con la Fundación Madrina, gracias a la cual donaron durante cuatro meses una bolsita por cada cuatro vendidas a familias con dificultades económicas. En Navidad, repartieron 3.000 productos entre los más desfavorecidos, y siguen destinando por su cuenta 1/4 de su producción a estos menesteres. Porque, como ellas dicen, «aunque sean pequeños, igual que niños, son capaces de hacer grandes cosas».

Entre las empresas participantes había quienes destacaban por su originalidad, como es el caso de Zeena, cuya propuesta se basa en ofrecer el mejor vino vegano en latas 100 % recicladas: a prueba de luz, con un sellado hermético, enfriamiento rápido y abrefácil. Un combo de facilidades para que puedas disfrutarlo donde quieras y cuando quieras.

Un compromiso medioambiental

Independientemente de su historia y dedicación, todos los negocios presentes en HIP han puesto sobre la mesa su compromiso con el medio ambiente. Es el caso, por ejemplo, de Bezoya, con sus botellas de plástico 100% reciclado de otras botellas.

Tierra y Oro, también se ha sumado a la comercialización de productos 100% ecológicos.

Desde HIP no sólo se pretende impulsar la venta de productos de calidad, sino también intentar concienciar a la sociedad de la importancia de cuidar nuestro ecosistema y de apoyar al sector HORECA en ello.

Deja un comentario