Cuando alguien se sumerge por primera vez en el mundo de los Habanos suelen aparecer innumerables preguntas. ¿Por qué marca o formato es mejor empezar? ¿Con qué puedo combinarlos? ¿Cuáles son los sabores que casan mejor con cada tipo de cigarro? Y es precisamente en el momento en el que se entra en el detalle del vitolario cubano cuando todos los aficionados y expertos coinciden: en la degustación de un habano, que nos regala un amplio abanico de aromas y sabor únicos, los matices de frutos secos son un clásico.

Eso sí, dependiendo del habano elegido destacarán más las notas de almendra (más amargas), de avellanas (más tostadas), de pasas (más dulces). En cualquier caso, acompañar la degustación de un habano con determinados frutos secos resulta ser siempre un maridaje acertado y gustoso que permite ensalzar en su plenitud todos los matices característicos del mejor tabaco del mundo. Y también cuando se eligen alternativas menos comunes, pero igual de interesantes, como las nueces de macadamia, los piñones, los dátiles y los pistachos (que otorgan, principalmente, gustos dulces).

Por eso a continuación os recomendamos cuatro magníficas opciones de Habanos perfectas para saborear durante este otoño. ¡Apunta!

Montecristo No.4

La marca de Habanos más famosa e internacional toma su nombre de El conde de Montecristo, novela que en su época el lector de la fábrica leía a los torcedores de cigarros. Y el No.4, una Mareva de cepo 42 y 129 mm de longitud, es históricamente su vitola más vendida. De fortaleza media-fuerte, intenso sabor tostado y amaderado, con puntas amargas y especiadas, y un final dulzón, este habano de unos 50 minutos de fumada deja recuerdos de café, frutos secos, vainilla, nuez moscada, clavo y melazas.

H.Upmann Half Corona

El Half Corona (cepo 44 y 90 mm de longitud) es una de las vitolas más recientes (y a la vez más de moda) de la marca creada por el alemán Hernan Upmann, quien en 1843 se estableció en Cuba para abrir una fábrica de Habanos siguiendo su gran pasión. Años más tarde su banco cerró, pero su fábrica siguió abierta hasta nuestros días. La referencia que nos atañe concentra en 30 minutos de fumada lo mejor de los sabores tabaqueros únicos de Cuba, en un entorno de fortaleza suave-medio. Está también disponible en una cómoda y atractiva petaca metálica de 5 unidades.

Hoyo de Monterrey Petit Robustos

Hoyo de Monterrey toma su nombre de la homónima plantación ubicada en una de las fértiles tierras de la ribera del río que atraviesa San Juan y Martínez, en el corazón de la zona de Vuelta Abajo, en Cuba. El español, procedente de Tarragona, José Gener usó por primera vez el nombre de esta vega para esta marca de Habanos en 1865. El suave sabor de su ligada lo convierte en una opción atractiva para aquellos que buscan un habano de menor fortaleza, delicado y aromático, con una gran elegancia y complejidad, como este Petit Robustos, de cepo de 50, 102 mm de longitud y unos 45 minutos de fumada.

Bolivar Royal Coronas

En coincidencia con el carácter de la figura histórica que le da nombre, Bolívar es una de las marcas de Habanos con mayor fortaleza. Este Royal Coronas, de cepo 50, 124 mm de longitud y unos 50 minutos de fumada, es una vitola Robustos que se caracteriza por una elevada pujanza de sabores tabaqueros y es especialmente apreciada por los fumadores más expertos.

Deja un comentario