Anuncio Damm

En el panorama audiovisual, el anuncio de la cerveza Damm es uno de los momentos más esperados del verano, al igual que sucede con, por ejemplo, el de la lotería cada diciembre.

El de este año ha llegado a nuestras pantallas un poco más tarde de lo habitual, como casi todo en este 2020, pero ha llegado, que es lo importante. Y lo ha hecho, como sucedía en las dos últimas ediciones, dejando de lado el carácter más hedonista que tenían sus spots antes para lanzarnos un mensaje ecologista. Esta campaña supone una potente herramienta de marketing (departamento que capitanea Jaume Alemany) para continuar con el posicionamiento sostenible de la marca. 

El anuncio de Damm se titula Acto III: Compromiso, la idea original es, de nuevo, de Oriol Villar (impecablemente ejecutada por Nacho Gayán) y sigue la estela de las dos entregas anteriores: Acto I: Alma y Acto II: Amantes. En esta ocasión se ve a una veintena de jóvenes protagonizando una potente coreografía de danza moderna al son de una hermosa canción –compuesta por Joan Dausà e interpretada por Magalí Sare– mientras detienen el derribo de un árbol, salvan a un pájaro que no puede volar porque está enredado en basura, apagan un fuego o sacan toneladas de plástico del mar. Y es que, tal y como dice el tema, «debe haber otra forma de vivir».

Rodado en diferentes puntos de la costa mediterránea como Ibiza, Formentera o el Baix Empordà, lo mejor viene precisamente al final, cuando Damm anuncia que dejará de utilizar anillas de plástico en sus packs de cerveza para sustituirlas por otras de cartón totalmente biodegradable. Un gran anuncio con un gran mensaje.

Más sobre gastro-márketing:

Deja un comentario

Cancelar la respuesta