La estrella Michelin del restaurante Gaytán brilla con luz propia. Tras su cierre durante la pandemia volvió más fuerte que nunca, estrenó terraza (convertida en vergel y acondicionada) y propuesta.

Dos menús degustación con 18 platos nuevos, excepto algún reincidente. Además, Javier Aranda ha añadido la opción de escoger a la carta que permite al comensal comer por 45-50 euros a mediodía. Todo ello marcado por el producto, la temporada y el ingenio incesante del chef.

Bocados llenos de reflexión como su maíz en cuatro secuencias. Sin duda para recordar y con el que viajar, pero que no hace sombra al consomé de garbanzo tostado y bacalao, porque el toledano tampoco renuncia a sus raíces manchegas.

El restaurante Gaytán propone una experiencia 360º capitaneada por su cocina ovalada –cuyo diseño corrió a cargo del mismo Aranda junto al Gabinete Técnico Áurea– presidiendo la sala y con otros puntos fuertes como su bodega –donde los monovarietales ganan protagonismo junto a uvas autóctonas en peligro de extinción que están siendo recuperadas– y sus tres estaciones temáticas: la de fermentados gasificados para abrir boca, un carro de tés y otro de tartas y petit fours que redondean la experiencia al completo.

Otros restaurantes:

Deja un comentario