A pesar de las dificultades que atraviesa el sector de la hostelería, Dabiz Muñoz, referente de la alta cocina a nivel internacional, sigue apostando por hacer llegar sus creaciones a los amantes de la gastronomía. Y por eso se ha embarcado en un nuevo proyecto en Barcelona, el restaurante virtual GoXo, con el que traslada a la capital catalana a través de Glovo su exitoso delivery que tan bien le está funcionando en Madrid desde hace unos meses.

La iniciativa ha sido presentada este martes en una rueda de prensa virtual. El chef ha explicado que aunque en un primer momento, cuando comenzó el confinamiento, su idea  era hacer un delivery de StreetXo, después cayó en la cuenta de que no era posible, ya que los platos no llegarían bien a los hogares.

Y así nació GoXo, una propuesta que el chef define como «puro sabor y en todo momento sorprendente. Se trata de coger el alma del mundo Xo, en el que llevamos trabajando 15 años, y transmitirlo a un concepto en el que la premisa es que los platos lleguen bien a las casas».

Gazpacho

Y no estamos hablando, ni mucho menos, de un concepto menor. «Para mí no hay diferencia entre GoXo y DiverXo», asegura. «No es diferente el nivel de exigencia. Es igual de difícil hacer 70 lasañas perfectas, equilibradas, que lleguen a tu casa de forma impecable, que hacer 30 platos muy bien».

Desembarco en Barcelona

La verdad es que Dabiz Muñoz ya le ‘tenía ganas’ a la Ciudad Condal. «Llevo muchos años viendo las posibilidades de abrir un negocio en Barcelona, aunque al final nunca ha cuajado. Pero tengo muchísima ilusión por ello. Por eso creo que no había otra ciudad mejor para llevar a cabo GoXo», ha explicado.

Para poner en marcha el proyecto, ha contado con la ayuda de sus socios de NH. «Trabajamos muy estrechamente con ellos. Y como queríamos venir lo más rápidamente a Barcelona, les pedimos la cocinas de uno de sus hoteles».

Y en cuanto a la difícilísima situación que atraviesa la gastronomía (la alta, la media y la baja), Muñoz opina que «cada uno tiene que encontrar sus propias vías para poder sobrevivir. Hay que tener la visión y el talento necesario para encontrar esas puertas y poder abrirlas».

Su filosofía gastronómica

La carta de GoXo es cambiante, con pocos platos y muy estacional, con productos de temporada. Y cuando se le pregunta al chef por cuáles son los bocados que más éxito están teniendo, no se moja demasiado: «Al ser una carta muy reducida, todos los platos tienen mucha demanda, no hay unos que destaquen más que otros», asegura. «Cada vez que metemos un plato nuevo tenemos que quitar otro. Y a veces es un drama, porque hay mucha gente que nos pide que vuelva…».

Una carta que está formada por platos que Dabiz define como: «hedonismo salvaje. Esa dicotomía entre el disfrute del comer y hacerlo con rotundidad, con mucho sabor, de forma opípara». Y todo ello por un ticket que se mantiene entre los 22 y los 30 euros por persona.

Lo que deja claro Dabiz Muñoz, una y otra vez, es la gran calidad de su delivery. «Estamos obsesionados con la perfección, y siempre que hacemos algo nos lanzamos a ello con todos los medios posibles. Por eso hemos traído a Barcelona a mis dos chefs ejecutivos, al jefe de cocina que tenemos en Londres y a diferentes personas importantes en nuestros restaurantes», explica. E insiste en que su apuesta va en serio: «No es una cocina de producción, para mí es un restaurante. Hemos conformado un equipo de Champions League. Para nosotros es muy importante que desde el primer día sea absolutamente perfecto».

Cómo pedir en GoXO Barcelona

Pues para empezar, exclusivamente a través de Glovo. Y el servicio estará disponible para comidas y cenas de miércoles a domingo. Aunque ya avisamos de que no será nada fácil hacerse con un pedido. «Repartiremos en un radio limitado y atenderemos un número máximo de pedidos. Nunca me ha interesado vender por vender. Sabemos que habrá una gran sobre demanda y pedimos disculpas por ello… Intentaremos ir ampliando esa capacidad progresivamente».

Así que si ya te está entrando hambre de GoXo, atiende a su operativa (que es igual a la que se sigue en Madrid): cada lunes se abren las preorders de toda la semana. Y después del lunes, se van abriendo los huecos que hayan quedado libres. Aunque también está la opción Live, que consiste en intentar hacer un pedido en el momento, cuando abre el restaurante, y si tienes suerte (muchísima suerte) y hay hueco, pues te tarda en llegar lo que se tarde en preparar y en transportar.

Y aunque el proyecto en un principio está pensado como un pop up, la verdad es que no se han fijado una fecha final. «Vamos a ir decidiendo sobre la marcha. Y esperamos que se convierta en un concepto permanente». 

Pero eso no es todo, y es que Dabiz Muñoz ha dejado la puerta abierta a la posibilidad de que GoXo llegue a otras localidades: «Éste es el primer paso a que pueda estar en otras ciudades de España. Aunque no tengo ninguna prisa. Si en un momento dado vemos que en Barcelona está todo controlado, estudiaremos un tercer destino». Ojalá que así sea.

Otros deliverys que merecen la pena: 

Deja un comentario

Cancelar la respuesta