Francisco Riberas, presidente ejecutivo de Gestamp y uno de «los 100 españoles más ricos» según Forbes, se ha aliado con otros empresarios para poner en marcha Cervezas Gran Vía.

A partir del próximo mes de septiembre, la marca irrumpe en el concurrido mercado nacional de la cerveza. Y lo hace de la mano de prestigiosos empresarios como Riberas y Javier Suárez Zapata, uno de los dueños de la joyería madrileña Suárez.

Los consumidores podrán disfrutar de un sabor clásico para una apuesta que quiere marcar diferencias ofreciendo a los hosteleros el compromiso de mantener durante cinco años los precios más competitivos del sector, con el fin de ayudar a la hostelería a sortear la crisis del coronavirus.

Séptima cervecera nacional

La fábrica de cerveza, de capital 100% español y ubicada en la localidad sevillana de Alcalá de Guadaíra, tiene una capacidad de producción de 430.000 barriles de 50 litros al año. Estas cifras la convierten en la séptima cervecera nacional.

Además, Cervezas Gran Vía planea la ampliación de esta planta hasta duplicar su capacidad. Así como la construcción de una segunda fábrica que, previsiblemente, estará operativa en 2022.

El maestro cervecero Boris de Mesones, con más de 25 años de experiencia en el sector e innumerables galardones internacionales, dirige el equipo técnico que ha diseñado esta rubia 100% malta, que contará con la particularidad de que su nombre podrá personalizarse según la zona o el cliente.

Más sobre cerveza: