Desde que Don Celestino Navajas Matute fundase en 1870 Bodegas Montecillo, elaboración ininterrumpidos de vinos de gran calidad, manteniendo su bodega original con sus calados subterráneos y depósitos intactos. Bodegas Montecillo es la primera y más antigua bodega de Fuenmayor, la segunda en todo Rioja Alta y una de las bodegas pioneras de D.O. Ca. Rioja.

José Luis Navajas, nieto del fundador, enólogo y gestor de la bodega familiar al no tener descendencia ligada a la bodega decidió poner el legado de sus ancestros en las mejores manos posibles. Así entabló relación con otra centenaria familia vitivinícola, Osborne, quien adquiere Montecillo en 1973.

Desde entonces, se han potenciado las grandes virtudes de la bodega de Fuenmayor: la calidad, la tradición y el saber hacer. La primera decisión de importancia fue la construcción de unas nuevas instalaciones de elaboración, más espaciosas y funcionales entre los pueblos de Fuenmayor y Navarrete. Es la actual bodega Montecillo, concebida para una vinificación por gravedad muy cuidadosa y para elaborar vinos de larga guarda, auténtica insignia de la casa.

Más de 150 años después de la fundación de la primera bodega, Montecillo mantiene una sólida filosofía de respeto al viñedo, de selección de la mejor materia prima, de una vinificación respetuosa, de un envejecimiento en barricas de roble de alta calidad y de un afinado en el sosiego de sus impresionantes calados, donde se guardan botellas de añadas que se remontan a 1926, el mismo año de creación de la Denominación de Origen Calificada Rioja.

A pesar de mantener el espíritu que le infundió su creador, Bodegas Montecillo no ha parado de evolucionar junto con la D.O. Ca. Rioja en el transcurso de estos años, prueba de ello el sinnúmero de innovaciones que se han dado en los últimos 10 años.

Unos vinos de campeonato

La tradición vinícola se refleja en los numerosos reconocimientos que han recibido sus vinos. Los vinos de Bodegas Montecillo han sido juzgados por los más prestigiosos prescriptores y críticos de vino del mundo en concursos y publicaciones nacionales e internacionales, con excelentes resultados.

Entre los últimos reconocimientos que han recibido en sólo un año los vinos de la 3ª bodega más antigua de Rioja se encuentran el ser elegido como vino número 1 del TOP BB de Wine Enthusiast y aparecer en portada de DECANTER con 91 puntos, ambos logros para Montecillo Crianza 2016. Y por su parte Wine Spectator seleccionó para su prestigiosa lista de los mejores 100 vinos del 2020 su Montecillo Reserva 2013 y lo situó ¡nada más y nada menos que entre los mejores 25 vinos del mundo!

Mercedes García Rupérez, Directora Técnica y enóloga de Bodegas Montecillo, junto a su equipo han sido claves para este éxito. Durante más de 12 años ella ha asumido la responsabilidad de actualizar y mejorar los vinos de Montecillo sin perder nunca su esencia, tradición y raíces. Su obsesión por la calidad junto con su pasión y respeto por la tierra y el savoir-faire de una bodega centenaria han demostrado ser esenciales para cautivar a los amantes del buen vino de hoy.

Tecnología al servicio de la excelencia vinícola

Los resultados de los vinos de hoy son una consecuencia evidente de la categorización realizada por la bodega de sus viñedos. El equipo conoce exactamente el potencial que cada uno tiene y elaboran sus vinos basándose en las aptitudes de las parcelas. De esa forma para la gama clásica, por ejemplo en la categoría Crianza, se usa el sistema de fermentación Ganímede© que respeta al máximo las cualidades de la materia prima y proporciona una extracción más delicada, selectiva y eficaz de los componentes aromáticos del vino. Se obtienen de esta forma vinos potentes, pero suaves y armónicos. También disponen de depósitos convencionales para poder fermentar parcelas especiales o unificar aquellas de parecido potencial vitícola donde controlan y potencian mucho la extracción tánica y aromática.

Respecto a las parcelas más especiales o singulares, cuentan con depósitos ovoides FlexTank© sobre todo utilizados para elaborar blancos y rosados muy aromáticos; así como pequeños depósitos convencionales de acero inoxidable de hasta 10.000 kg de uva y convencionales troncocónicos donde pueden fermentar pequeñas parcelas concentrando los aromas. Por otro lado utilizan para los vinos tintos depósitos tradicionales subterráneos de cemento que garantizan una fermentación maloláctica sin gasto energético, intentando ser siempre sostenibles, ya que como vimos la bodega mantiene un compromiso activo con su entorno natural, vitícola y humano.

Montecillo conserva una vinculación de décadas con cientos de familias de viticultores de la zona. Esta forma de trabajar y colaborar les permite disponer añada tras añada de la mejor fruta procedente de más de 800 parcelas extendidas por Rioja Alta. A pie de viñedo y con el complemento de los últimos avances de geolocalización, pueden controlar el ciclo vegetativo y sanitario de las vides, los diferentes estadios del proceso de maduración y la calidad final del fruto, entre otros factores.

El gran equipo de Bodegas Montecillo es el encargado de hacer que las técnicas centenarias, como la evolución del vino en botella que se realiza en un impresionante botellero manual en donde cada una de ellas se apilan cuidadosamente, a mano, una sobre otra, hilera a hilera, coexistan con las últimas tecnologías de vinificación.

Desde los últimos 10 años se encuentran en una constante inversión y renovación para ofrecer excelentes vinos al consumidor como la renovación anual del 10% mínimo del parque barricas de roble francés y americano, asegurando la calidad de las barricas mediante una cata a ciegas de los lotes que se compran y han contenido el mismo vino criándolo durante un año; desde 2012 un tren de lavado de barricas dotado de estación de agua ozonizada para garantizar la absoluta desinfección de microorganismos, asegurando que sus vinos no contengan desviaciones organolépticas; una nueva nave de elaboración de vinos de autor como Viña Monty, Montecillo 22 Barricas, Montecillo Blanco Fermentado en Barrica… etc.

A todo esto se suma la total renovación del centro de visitas y wine bar para mejorar la experiencia en torno al vino así como una novedosa propuesta que lanzaron el año pasado un Escape Room en su bodega fundacional que gira en torno a su historia y la de la de la propia denominación. Actualmente se encuentran también inmersos en un proyecto de plantación de 3 ha de nuevo viñedo que será 100% producción ecológica.

Deja un comentario