El monovarietal de Picual que se produce en la finca Morro Escudero se recoge en envero, el momento de primera madurez de la aceituna. Esto le confiere un sabor potente y único, olor a aceituna fresca recién estrujada y un sabor con matices de hoja de olivo y a hierba recién cortada, con un amargor y picor que revela su alto contenido en polifenoles, el antioxidante natural más buscado en los aceites de máxima calidad.

La 1.500 olivos de la finca, situada en un enclave particular de la Siberia Extremeña, solo reciben un máximo de 100 litros de riego al año, lo mínimo para hidratar la tierra en el periodo de verano y así preservar todas las características de sabor, olor, densidad y tersura del aceite de autor.

La producción es mínima, tradicional y de montaña. Y la recogida, artesanal: se cuida el olivo y no se daña por medios mecánicos ni la aceituna ni el árbol. Además, la extracción se hace a un máximo de 25,5 grados, para no dañar las  cualidades organolépticas y nutricionales de este tesoro.

Otros aceites de toma pan y moja

Deja un comentario

Cancelar la respuesta