«Dicen que la única obligación del hombre es hacer realidad sus sueños. El de Ramón Bilbao fue crear un vino con carácter propio». Como este: una referencia elaborada con uva 100% Tempranillo que cría durante 12 meses en barricas de roble americano, lo que le confiere sus notas características de madera y bálsamos. Una fórmula elegante y estructurada, en la que las frutas negras maduras y la compota se unen a los recuerdos a crianza como el coco o la pimienta. En definitiva, un vino para degustar tranquilamente, apreciando sus matices.

Sus características son ideales, eso está claro. Pero es que además, la casi centenaria bodega (con sede en la localidad riojana de Haro y también en Rueda, Valladolid) ha presentado recientemente su nueva imagen en un nuevo impulso por ser más respetuosa con el medio ambiente: Ramón Bilbao apuesta ahora botellas más ligeras y papel ecológico en su apuesta por la sostenibilidad. «El espíritu aventurero de siempre, en un nuevo packaging», dicen.

El viaje hacia la sostenibilidad

Un cambio atrevido que se inicia ahora con las botellas de Ramón Bilbao
Crianza
, y que progresivamente irá afectando al resto de referencias de la marca
a lo largo de los próximos meses. En este, se aprecia una nueva etiqueta de
papel ecológico fabricada con fibras 100% recicladas
, con mayor presencia de
su universo ilustrativo y haciendo constantes referencias al espíritu aventurero
y soñador de su creador, Ramón Bilbao, quien hace casi un siglo arrancó un
viaje en búsqueda de elaborar un vino con estilo único e inconfundible.

Asimismo, la botella cambia también por otro modelo más ligero, más sostenible,
con un ahorro de más de 40 gramos por botella, que permitirá la reducción de
su huella de carbono y el ahorro de emisiones de CO2
. “Esta nueva presentación, más ligera y respetuosa con el medio ambiente supone un paso adelante en nuestro camino de ser una empresa consciente y tomar responsabilidad del impacto que causamos en el planeta”, señala Rodolfo Bastida, Director Técnico de Bodegas Ramón Bilbao.

Ramón Bilbao fue la primera marca española en recibir el sello Wineries for
Climate Protection
tanto para bodega como para viñedo, una acreditación
impulsada por la Federación Española del Vino que avala la apuesta de la enseña
riojana por la sostenibilidad. Es además la única bodega española que figura
como miembro fundador de la iniciativa Sustainable Wine Roundtable en el
Reino Unido.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta