Vicky Luengo ante la cámara de Tapas, con una caña, en el bar La Esperanza (Madrid). Foto: Diego Martínez

Vicky Luengo es una actriz de los pies a la cabeza, lleva media vida sobre los escenarios y se nota. La mallorquina se enfrenta con gran humildad a un año de estrenos en la gran pantalla con El Sustituto y Chavalas, a la par que combina con su gira teatral Principiantes. Apasionada de la gastronomía, disfruta conociendo la variedad culinaria del país a través de su trabajo. Nos lo cuenta en La Esperanza, uno de sus locales referentes de Madrid.           

Madres, Antidisturbios… 2020 ha sido tu año.

Es muy difícil decir que tu mejor año ha sido el peor año para el mundo entero, pero a nivel profesional ha sido un año precioso.

Y con un año tan especial, ¿no da vértigo el 2021?

Depende del punto de vista, estoy tan contenta por todo lo que me ha traído el 2020 y confío en que, a pesar de las dificultades del oficio y la situación cultural post pandemia, con el trabajo bien hecho pueda seguir haciendo cosas que me ilusionen, al menos, lucharé por ello.

Llevas media vida sobre el escenario, pero con ‘Antidisturbios’ has estado en boca de todos ¿cómo se digiere esta popularidad repentina?

Al principio me abrumé muchísimo porque llevo muchos años trabajando, nunca lo había hecho con esta proyección pero, a la vez, estuve en una especie de globo de felicidad. Fue un regalo, tanto el proceso de trabajo con el equipo como el resultado, fue un rodaje exigente.

¿Fue difícil?

No te diré que fue difícil porque estaba rodeada de gente muy buena: los actores, el director, los creadores, los guionistas, de los hablo bien poco de ellos, pero yo sin ellos Laia no hubiera sido nada. Lo difícil fue mantener la exigencia y el ritmo porque fueron cuatro meses de rodaje y fue duro a nivel físico.

¿Tienes mucho de Laia Urquijo?

Sí, la construí mucho porque físicamente no tengo nada que ver con ella pero a los personajes les pones tu alma. He aprendido mucho de Laia como Vicky: de la ambición, del exceso de control de Laia que Vicky también lo tiene, me he sentido muy identificada. Espero haberle aportado a Laia algo de lo que Vicky sabía.

Laia se enfrenta a mucha testosterona, ¿con cuánta ha tenido que pelear Vicky?

Con muchísima, por desgracia, nos queda tanto que pelear a las mujeres y a los hombres, porque es una lucha mutua. A mí me encanta la testosterona, el tema no es la testosterona sino que algunas personas no gestionan bien las situaciones humanas, independientemente de su género.

Ya era hora de este tipo de papeles femeninos en la ficción española, ¿no?

Si estamos intentando retratar la realidad y la igualdad, hay que retratar que las mujeres somos todo. Es importante no catalogar a los personajes como una mujer fuerte, porque yo, como Vicky, soy una mujer fuerte algunos días y otros no. Debemos aspirar a ver en pantalla personajes reales, con matices, que se equivoquen, ganen y a veces pierdan.

Queda mucho recorrido…

Queda muchísimo pero hay muchísimas guionistas, directoras, actrices, productoras y también productores, que ya ha entendido que esto tiene que ser así, que es así y confío en que cada vez seamos más.

Aparte de enamorar al espectador, también enamoraste al director (Rodrigo Sorogoyen) porque cuenta contigo de nuevo, ¿en qué piel se meterá Vicky en ‘El Doble’?

Lo único que puedo contar es que junto a David Verdaguer somos una pareja en un mundo futurista a la que le ocurre algo, porque una de las dos personas contrata un doble. Un capítulo que trata el miedo a quedarse solo, a romper, a soltar una relación, el miedo a enfrentarte a tus demonios.

¿Os  veremos en una segunda temporada de ‘Antidisturbios’?

Si fuera mi decisión, te diría que quiero hacer siete temporadas más, pero es algo que no se sabe aún.

¿Cómo está siendo gira de ‘Principiantes’ (Andrés Lima)?

Estamos girando por toda España, es increíble porque no había hecho nunca una gira teatral tan grande. Además, soy muy fan de la comida y la gira nos está permitiendo comer en sitios increíbles, voy de la mano con Javi Gutiérrez que es un sibarita del buen comer y estamos gozando muchísimo.

¿Cómo es posible compaginar ensayos, gira teatral y nuevos guiones?

Lo intento vivir con muchísima calma, intentando dormir bien, cuidarme, vivir mi vida y no dejar de vivirla que también es muy importante. Estoy muy agradecida, es una locura trabajar tanto en esta época tan difícil.

¿Qué puedes contarnos sobre los estrenos de El Sustituto y Chavalas?

Voy a ir al Festival de Málaga con las dos: El Sustituto dirigida por Óscar Aibar con Ricardo Gómez, y Chavalas dirigida por Carol Rodríguez Colás con Carolina Yuste, Elisabet Casanovas y Ángela Cervantes. Ambas compiten en sección oficial pero la fecha de estreno oficial no la sabemos.

Siendo un poco curiosos, ¿a cuántos papeles has dicho que no en lo que va de año?

No lo sé, no lo sé.

Eso es que hay varios…

(risas) Realmente no lo sé, es verdad que por agenda se me ha hecho imposible aceptar algún proyecto y estas cosas siempre dan rabia.

Gastronómicamente hablando, ¿qué no puede faltar en tu nevera?

Mi plato favorito son los berberechos al vapor, es algo que me vuelve loca. Ahora, no te voy a mentir, no hay berberechos en mi nevera cada día. Si te digo la verdad, mi nevera no está muy llena (risas).

¿Eres cocinillas?

Sí, pero cocino peor de lo que me gustaría.

Deja un comentario