El de Lisi Linder es uno de los rostros más conocidos de nuestras pantallas (Gran Hotel, Mar de plástico, Servir y Proteger, La Víctima nº8…), pero no solo de las de televisión: la gaditana cuenta con un gran séquito de seguidores en Instagram. Y es que la actriz siempre se ha mostrado muy activa en la red social, donde comparte con sus followers desde hace bastante tiempo sus infinitos trucos para comer sano (tiene, de hecho, una cuenta dedicada en exclusiva a menús healthy: @lisilinderhealthfood).

La alimentación tiene un capítulo aparte en la vida de la intérprete, que se esmera en aportar siempre a su cuerpo las vitaminas y minerales que necesita. Por eso cuando viaja, o trabaja en algún rodaje (como el de la película Héroes de Barrio), intenta seguir una dieta antiinflamatoria. Y una de sus recetas más especiales, que tiene que ver con su esencia, es este tartar de tomate en tres texturas con cama de aguacate.

«Como buena gaditana adoro el atún rojo. Cada vez que puedo me escapo a mi tierra a degustar un buen plato de este pescado, no me canso de comerlo… Pero es cierto que mi alma ecologista y mi preocupación por la sostenibilidad del planeta, así como el cuidado de mi salud, me han hecho moderar un poco su consumo. Explorando la cocina vegana para incluirla varios días a la semana en mi dieta inventé esta receta… y aunque di muchas vueltas hasta encontrar el sabor y la textura perfectos, conseguí mi tartar vegano favorito, inspirado en el tartar de atún rojo y en el steak tartar».

Ingredientes (para 4 personas):

  • 3 tomates peras
  • 1/2 taza de tomate deshidratado (hidratarlo entre una y dos horas en agua y escurrirlo)
  • 1 bote pequeño de tomate entero pelado (es opcional, pero da muy buena textura)
  • 2 aguacates maduros
  • 1 cebolleta pequeña (o media grande)
  • AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • Sal
  • Limon o lima
  • Tamari
  • Tabasco (es opcional)
  • Mostaza en grano

Elaboración:

  1. Cortar el tomate deshidratado y el tomate natural en dados muy pequeños.
  2. Masajear el tomate de bote en un colador hasta que desaparezca todo el líquido y nos quede una masa homogénea. Quitar la fibra o exceso de piel.
  3. Añadir los otros dos tomates al colador y eliminar el exceso de líquido (no queremos que el tartar suelte agua).
  4. Aliñar en un bol con AOVE, tamari, unas gotas de tabasco y una cucharada sopera rasa de mostaza.
  5. Cortar el aguacate y la cebolleta en daditos pequeños.
  6. Aliñar rápido con el zumo de ½ limón o una lima para que no se oxide, con el AOVE y la sal. 
  7. Montar con un molde metálico cilíndrico de emplatado raciones individuales. Primero pondremos la base de aguacate y después los tomates.
  8. Desmoldar y disfrutar. Servir con una buena regañá o crackers. 

Deja un comentario

Cancelar la respuesta