Tras una mala racha de la compañía de supermecados francesa, que ha perdido cuota de mercado en los últimos meses y ha visto una constante caída de sus acciones, toma los mandos en España Ricardo Álvarez como su nuevo director general. Algo que ha provocado una reacción inmediata: a las pocas horas de producirse este nombramiento, la compañía se ha disparado casi un 11% en la bolsa tras ocho preocupantes jornadas en rojo.

Álvarez es todo un experto en el sector de la distribución. Tras estudiar Ingeniería Agrónoma con especialización en Industria de Procesamiento de Alimentos por la Universidad Politécnica de Madrid y cursar un máster en Dirección de Empresas por el Instituto de Empresa, trabajó en el equipo de ventas de la cadena multinacional británica  Tesco en Bray (Irlanda). Después volvería a España, al seno de Lidl (feroz competencia de su actual compañía), donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional, y donde ha llegado a ocupar los cargos de vicepresidente ejecutivo y director de operaciones en España y en Estados Unidos.

Un gran fichaje con el que Dia pretende «impulsar el proceso de cambio que atraviesa la empresa y el crecimiento del negocio en España», según han comunicado desde la propia compañía.