Aunque siempre nos tientan esas noches impredecibles en los bares y coctelerías más canallas de cada ciudad, el plan puede ser igual de emocionante e incendiario (o más) si la fiesta continúa en un salón clandestino. Por eso hemos hablado con uno de los mejores cocteleros de España, Diego Cabrera -derrocha imaginación y talento salvaje en Salmon Guru, Viva Madrid, y DPICKLE ROOM-, que nos ha dado las claves para preparar una barra de bar en casa.

Además de copas, vasos, una buena selección de destilados y hielos, para Cabrera hay otro elemento fundamental: “Para mí, lo único imprescindible es el medidor. Si tienes que hacer una inversión, que sea en el medidor para que las recetas siempre te salgan iguales”.

A la lista de accesorios esenciales, el carismático bartender añade una tabla, un cuchillo, una cuchara imperial, un rallador, un exprimidor y un colador; pero con esta curiosa anécdota recuerda que siempre hay lugar para la improvisación si falta alguna herramienta o ingrediente: “Cuando era joven y no teníamos coctelera en casa hacíamos los cócteles en un tupper y era muy divertido, preparábamos unos diez y los poníamos en jarras”.

También recomienda tener a mano un manual de coctelería… y “catar mucho para conocer mejor cada producto y aprender a jugar, a buscar alternativas”. Si seguís sus consejos, convertiréis vuestra casa en el speakeasy definitivo:

Ingredientes de temporada

Al igual que ocurre en gastronomía, es imprescindible tener a mano ingredientes de calidad: frutas y hortalizas de temporada -como la calabaza-, especias, hierbas aromáticas… y, por supuesto, “una buena selección de destilados”. Diego Cabrera nos confiesa su predilección por el whisky; pero si tuviera que elegir dos, se quedaría con la ginebra y el ron “porque son los más versátiles, son populares y la gente los reconoce”.

Como consejo, sugiere empezar con la familia de cócteles sour: “Es muy buena para principiantes porque todo el mundo suele tener algún tipo de cítrico en casa -limón, lima, pomelo, naranja-, algún endulzante -miel, azúcar, estevia, sirope de arce, sirope de agave, azúcar moreno- y un destilado. Con ron ya tienes un Daiquiri, con bourbon un Whisky Sour, con pisco un Pisco Sour, con ginebra un Gin Sour…”.

Coctelera

La coctelera -o shaker– es una herramienta indispensable para maestros cocteleros y también para neófitos, allí donde se forjarán las mezclas más explosivas al ritmo que marquen vuestras muñecas. “Una vez que se usa, la coctelera se lava. Y si el tapón tiene tres cuerpos, hay que sacárselo para que no entre aire”, advierte nuestro experto. Las podéis encontrar de diversos tamaños y materiales (en la foto, Diego Cabrera empuña una de acero inoxidable), y tenéis que plantearos una cuestión decisiva antes de elegirla: ¿cuál se adaptará mejor a mi estilo?

Medidor

Para Cabrera, el medidor -o jigger– es el elemento insustituible que os permitirá replicar la fórmula de vuestros personales cócteles una y otra vez, manteniendo las proporciones de los ingredientes.

Copas

Una voluptuosa copa de Margarita, una sofisticada copa de champagne, la icónica copa de Martiniexiste una variedad de copas casi infinita. El simbolismo que rodea a este recipiente es muy poderoso, ya que históricamente ha albergado en su interior todo tipo de elixires sagrados y terrenales. Lo ideal es tener varias diferentes y jugar con ellas en función de los cócteles que vayáis preparando.

Vasos

Sinuosos, con aristas, barrocos, sencillos, sensuales… al igual que sucede con las copas, la diversidad de vasos es asombrosa. Podéis empezar con los clásicos -como el vaso de whisky o el Collins- e ir incorporando a vuestra colección algunos más originales.

Tabla, cuchillo y cuchara imperial

Como apunta Diego Cabrera, es muy probable que ya tengáis en casa todos estos elementos: una tabla y un cuchillo para cortar los ingredientes -como los cítricos-, y una cuchara de mango largo y retorcido para remover vuestras mezclas más sugerentes.

Rallador, exprimidor, mortero y colador

También es muy posible que ya tengáis en casa un rallador, un mortero, un exprimidor y un colador para poner a punto todos los ingredientes (exprimir y colar los zumos de frutas, rallar la cáscara de los cítricos o machacar las especias y hierbas aromáticas). Diego Cabrera recuerda que también hay cocteleras que vienen con tres cuerpos, incluyendo una especie de colador.

Hielos

Según Cabrera, los hielos son otro de los elementos más importantes en coctelería: “Hay que hacer una pequeña inversión en el hielo, no usar el de casa. Es mejor utilizar el de gasolinera, que está muy bueno, y aislarlo en el congelador para que que no agarre ningún sabor”. Como recomendación, recuerda un truco que le dio el gran Fernando del Diego: “Se abre la bolsita un poco, se enjuaga, se deshecha el agua y se vuelve a guardar en el congelador. Después, en el momento de utilizarlo, se le da unos golpecitos para que se separe y te queda un hielo cristalino perfecto”.

Accesorios originales

Un recipiente en forma de astronauta o de dragón, unas pajitas-serpiente, unas servilletas divertidas… podéis completar vuestra colección de artilugios con accesorios muy sorprendentes (ahora que se acercan las navidades, podéis aprovechar para incluirlos en vuestra carta a los Reyes Magos).

Algún manual de coctelería

“Un buen recetario también es importante”, afirma Diego Cabrera. Y nos recomienda tres: “Gurú [el Manual (multisensorial) de coctelería firmado por el bartender de origen argentino] es para entender muchas cosas, van a aprender mucho de la parte sensorial. Te dice cómo combatir la resaca, cómo estimular con los sentidos, lleva recetas… Ultimate Bar Book, de André Dominé, también es un manual muy completo. Y Mueble Bar, de François Monti, está pensado para hacer cócteles en casa y así le hacemos un guiño a François, que es un fenómeno”. Nosotros añadiríamos Botánica para bebedores, de Amy Stewart, que aborda la relación entre la botánica y la bebida con historias muy curiosas sobre más de 150 plantas, árboles, flores y frutos.

Además, os dejamos diez recetas de cócteles clásicos para que vayáis practicando.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta