cocidos madrileños

El cocido es uno de los platos más demandados en esta época del año. Los cocidos madrileños son perfectos para hacer frente a las bajas temperaturas y es una comida que reúne a la familia cada fin de semana. Es el favorito tanto de los más mayores como de los más pequeños. En estos restaurantes se pueden degustar los mejores cocidos madrileños.

Malacatín – Calle de la Ruda, 15

¿Soñar con degustar un cocido dando un salto al pasado? Este restaurante es uno de los 12 centenarios que se pueden encontrar en Madrid. Su fundación data de 1895 y cuenta con una decoración ambientada en la época. La receta viene precedida por una sopa de fideos y consta de garbanzos, repollo y carne. A todo esto hay que añadir una salsa de tomate para digerir el plato.

Terraza de invierno – Cruz Blanca Vallecas

La hostelería está en constante innovación. En España gusta mucho disfrutar de la calle, tanto de noche como de día, en invierno y en verano. Este restaurante ha decidido hacer un regalo a los comensales, instalando terrazas de invierno acondicionadas con calefacciones para degustar uno de los mejores cocidos madrileños al aire libre.

El cocinero de este restaurante lleva cocinando el plato estrella desde 1984. Esta receta se prepara con garbanzos, carne para el caldo, chorizo, morcilla, tocino y guindillas vascas con cebolleta. Este cocido no sólo ha llegado a las comensales españoles, sino que ha cruzado la frontera hasta México de la mano de su creador.

Café comercial

Imprescindible en la vida cultural y social madrileña durante 134 años, el Café Comercial se ha consagrado como un referente gastronómico donde disfrutar de la cocina más auténtica. El chef Pepe Roch se ha encargado de crear una carta que apuesta por el regreso a los sabores castizos con especial protagonismo del producto de Madrid. Así, hace uso de legumbres en platos tan clásicos como los callos a la madrileña. Además, cada jueves se sirve un cocido madrileño con garbanzos de Fuentesaúco, chacinas de León y piparras de Navarra.

Treze

Convertido en uno de los templos de peregrinaje gastronómico de la capital por excelencia, el restaurante de Saúl Sanz ofrece en su carta de invierno inigualables elaboraciones a base del mejor producto. Además, esta temporada se convierte en la mejor época para disfrutar al máximo de sus guisos, con las verduras y legumbres como protagonistas. Entre ellos, resultan imprescindibles sus lentejas con paloma, únicas en la capital. 

El Jardín del Alma

Este rico plato es perfecto para degustar en un lugar como este, tanto dentro del restaurante como en su maravillosa terraza. Cada miércoles, se podrá disfrutar y, lo mejor de todo es que con la olla en la mesa te puedes servir tú mismo.

Media Ración

Un homenaje a la cocina tradicional española y madrileña, elaborada con el mejor producto en su mejor momento. Este es el sello de identidad de Media Ración, que se presenta como una brasserie castiza dispuesta a conquistar con sus elaboraciones en la versión más contemporánea de Cuenllas, la mantequería referente desde 1939 encargada de proporcionar la materia prima de máxima calidad. La cocina de Media Ración, con el chef Antonio del Álamo al frente, se basa en sabores clásicos y en platos concebidos para compartir a través de elaboraciones que evocan la memoria. Desde su privilegiada ubicación en pleno barrio de Las Salesas, la propuesta cuenta con dos espacios independientes: la sala del restaurante y la zona de barra y mesas altas, más informal y desenfadada. Entre sus platos de cuchara, encontramos los icónicos callos Cuenllas (desde 1987), las lentejas con papada y faisán, las verdinas y el plato castizo por excelencia: el cocido. 

Deja un comentario

Cancelar la respuesta