Existen estudios que reconocen que hay ciertos alimentos capaces de influir en nuestro estado de ánimo. Aunque de partida ninguno nos va a animar más que otro, para celebrar que hoy, 1 de agosto, es el Día Mundial de la Alegría, hemos seleccionado algunos platos que podrían favorecer esta emoción tan necesaria en el día a día.

Verduras, mejor al vapor

Las verduras influyen en la hinchazón y la pesadez tras las comidas. No es lo mismo acompañar tu plato con brócoli que con acelgas. Aunque de familias diferentes ambas verduras provocan un efecto de inflamación abdominal que puede llegar a resultar incómodo y por tanto malograr tu estado de ánimo. La solución, aprender a cocinarlas. 

Si las haces al vapor y las combinas con hinojo, conseguirás su mejor versión. 

Helado, y más sí es de chocolate

Sabemos que, como nosotros, estarías devorando helado todo el año. Pero no siempre el tiempo acompaña. Pese a las circunstancias, se sabe que el helado es un buen resolutivo para levantar el ánimo. Además, esto es algo que el Centro Médico de la Universidad de Maryland en Estados Unidos ya explicó en un estudio en 2018

El helado contiene triptófano, un aminoácido esencial que cuando llega a nuestro cuerpo nos calma y produce serotonina, la hormona que da sentido a ese bienestar tras el primer lenguetazo.

Si a esto le añades el chocolate, que cuenta con sus propios beneficios, sobre todo si están en máxima alta pureza de cacao -antihipertensivos y antitrombóticos-, tenemos el postre definitivo.

El salmón, un apuesta segura

El triptófano también los podemos encontrar en las alcachofas, las espinacas, las semillas, el pollo y por supuesto el salmón. Este último, además al provenir del mar, cuenta con ácidos y grasos y Omega 3 que interviene directamente en la generación de neurotransmisores que brindan aún más felicidad, serotonina, a nuestro sistema.

Como plus, también aumenta tu concentración.

Deja un comentario