La suspensión de las clases ha dejado a muchos menores en una preocupante situación, ya que era en los comedores escolares donde se garantizaba su alimentación. Por ello, el Gobierno de la Comunidad Valenciana, en sintonía con otras medidas adoptadas en la Comunidad de Madrid, ha creado un vale beca comedor para que familias en situación de vulnerabilidad puedan adquirir de forma gratuita alimentos en la cadena Consum y en su franquicia Charter, establecimientos muy populares en la región.

Serán cerca de 60.000 los alumnos los que podrán beneficiarse de estas medidas, cuyas familias recibirán un vale beca comedor por un valor de 60 euros (por cada hijo e hija), que pretende cubrir las necesidades alimentarias durante estos primeros 15 días de Estado de Alerta. La medida ha supuesto, hasta el momento, una inversión de 3,5 millones de euros aproximadamente a la Administración.

A través de un comunicado, el conseller Vicent Marzà ha explicado que durante estos días han contactado con varias empresas de supermercados y en todos los casos ha habido «una gran receptividad para intentar implementar esta medida». Finalmente, se ha optado por elegir a Consum «porque ya tiene implantado un sistema de bonos de compra que facilita la rápida adaptación al vale beca comedor».

Más información: