Sabemos lo que te gusta un aperitivo con un vermú, una cerveza fresquita o un vinito. Lo sabemos, y a nosotros también nos encanta. Pero también sabemos lo que es encontrar el lugar perfecto en el que olvidarse de todo, hasta del chiringuito. No te lo crees, lo entendemos, pero estas son las mejores playas de España en las que no lo echarás de menos. Visítalas y cuéntanoslo después.

Norte

Playa de Rodas, Islas Cíes (Galicia)

Tendrás que reservar hueco para viajar a las Islas Cíes desde cualquiera de estos puntos de la geografía gallega desde Vigo, Cangas, Baiona, Sanxenxo o Portonovo pero la Playa de Rodas merece la espera. Unida a la playa de Figueiras por una lengua de arena, Rodas tiene forma de concha y aguas color esmeralda. Si no fuera por la temperatura del bañito pensarías que estás en el Caribe.

Playa de Trengandín, Noja (Cantabria)

Muy cerca de las Marismas de Santoña está Trengrandín, una playa de unos 3 kilómetros de arenal con aguas cristalinas. El oleaje es suave y la playa está adaptado para todo tipo de público y con numerosos servicios como duchas, escuela de surf o aseos adaptados para personas con movilidad reducida. Una playa para pasar el día sin interrupciones.

Playa de Laga, Ibarrangelu (País Vasco)

En la Reserva de la Biosfera de Urdaibai se encuentra la playa de Laga. Una playa de arena dorada y fina abierta al mar y con unos 570 kilómetros libres de estrés. Está equipada para realizar todo tipo de actividades acuáticas como surf, piragüismo y vela. Los más aventureros se atreven a saltar desde el cabo de Ogoño (279 metros) en parapente, nosotros preferimos quedarnos en tierra con un buen libro.

Playa de Tengrandín, Noja.

Sur

Playa de la Torre del Loro en el Parque Natural de Doñana, Huelva (Andalucía)

Esta playa es una playa con historia gracias a los restos de una antigua torre almenara del siglo XVI que Felipe II mandó construir sobre la misma línea de la costa para evitar ataques berberiscos. Su arena fina y dorada, sus aguas cristalinas de oleaje suave y los casi tres kilómetros de costa que ocupa hacen de la playa de la Torre del Loro un lugar acogedor del que no te querrás ir.

Playa Carolina, El Cocón, Águilas (Murcia)

Situada en un paisaje natural protegido que forma parte del paraje Las Cuatro Calas. Playa Carolina es una playa semiurbana de arena muy fina y orientada a Levante. Su acceso es muy fácil desde la carretera del Almería y aunque suele tener ocupación elevada, es una de las mejores playas en la que no echarás de menos el chiringuito.

Este

Playa del Mascarat, Altea (Comunidad Valenciana)

Muy cercana a la playa de la Barreta, Mascarat cuenta con una la cala Barra Grande nudista, además de la playa de gravilla que hace que no esté muy concurrida normalmente. Las vistas desde la Punta del Mascarat son impresionante y es muy buena opción para desconectar buceando y descubrir el fondo marino de Altea.

Cala Los Tiestos, Benitachell (Comunidad Valenciana)

Una de las calas más luminosas de la Costa Blanca. La Cala Los Tiestos es una pequeña playa virgen de grava o canto rodado de menor tamaño. Está rodeada de acantilados y el Morro Falquí. Para acceder a ella tendréis que alquilar o convencer a alguien con barco o bien hacer la Ruta dels Testos por el curso del barranco. Una cala hecha para no pensar ni en la cerveza fría del chiringuito.

Islas

Playa de Guayedra en el Parque Natural Tamadaba, Gran Canaria (Islas Canarias)

Una playa nudista con impresionantes puestas de sol y vistas al Teide. La playa de Guayedra es un paisaje protegido de Gran Canaria por su fauna, flora y valores geológicos y arqueológicos. Está situada cerca de un resort ecológico y sostenible y muy cerca del pueblo de Agaete. Palmeras, negro volcánico para olvidarse hasta de la ropa.

Playa de Cofete, Fuerteventura (Islas Canarias)

La playa de Cofete es una playa salvaje de Fuerteventura con 12 kilómetro de arena dorada y escasa urbanización. El océano es más movido en esta zona del sur de Fuerteventura pero la ausencia de casas y vías asfaltadas hacen que esta playa sea perfecta para recorrer en 4×4 y para tirarse al sol y no despegarse de la toalla.

Macarella y Macarelleta, Menorca (Islas Baleares)

Dos caletas para perder el sentido. Son dos de las mejores playas en las que no echarás de menos el chiringuito por su arena blanca y el agua de color turquesa. Debido a su belleza y por formar parte del conjunto de calas vírgenes de Menorca son muy populares pero es que tienen todas las papeletas para ser tus favoritas del verano.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta