Protos acaba de lanzar al mercado Protos Tempranillo Ecológico 2018 que, junto a Protos Verdejo ecológico 2019, son los dos primeros vinos ecológicos de la bodega. Y el que nos trae hoy aquí es un tempranillo elaborado con uvas procedentes, obviamente, de cultivos naturales y respetuosos con el medioambiente.

Más allá de las modas por este tipo de cultivos, lo cierto es que la preocupación por la salud y la crisis climática son algunos de los motivos que llevan a los productores a emprender el ‘viaje eco’. Desde Bodegas Protos ya han anunciado que a partir de la añada 2021, todos los viñedos de Ribera de Duero de esta prestigiosa bodega tendrán el certificado de ecológicos.

Al margen de ello, lo cierto es que Tempranillo ecológico 2018 es un vino que, una vez más, rinde homenaje a la uva principal de Ribera del Duero y que tantas alegrías nos da a los amantes del vino.

Se caracteriza por su color rojo picota con ribetes violáceos. En nariz resulta fresco, con notas especiadas, fruta roja y negra y ligeros tonos a tostados y cacaos, provenientes de su paso por barricas nuevas durante nueve meses y un año por roble francés. En boca resulta redondito y fresco, con un toque sedoso, equilibrado y taninos suaves muy agradables. Y marida casi con cualquier plato, desde arroces a pasta, pollo y aves, ternera, setas, embutidos, carnes a la brasa, cordero, cerdo y, cómo no, quesos, especialmente semicurados.

Su precio es un aliciente más. Tempranillo ecológico 2018 cuesta 9,99 € en bodega y está disponible online a través de la propia bodega o en los canales habituales de distribución, además de un nuevo nicho como es el de los establecimientos de comida saludable, por su certificación ecológica y por ser apto para veganos.

Compromiso con la sostenibilidad

Estos dos lanzamientos son una muestra de la responsabilidad y conciencia social de Bodegas Protos por llevar a cabo prácticas sostenibles tanto en la elaboración de los vinos (eficiencia energética, autoconsumo con energías limpias, etc.) como en las prácticas ecológicas de ahorro en consumos de agua en el trabajo en viñedo y bodega. Todo conjugado con la tradición y el saber hacer de una bodega que trata de renidir homenaje a la etimología de su nombre. Protos, del griego «primero», es el lema de esta marca nacida en 1927 y que actualmente está presente en más de cien países de los cinco continentes.

Con motivo de este lanzamiento, Carlos Villar, director general de Bodegas Protos, asegura que “la apuesta de la bodega por la sostenibilidad tiene una doble lectura, el compromiso con nuestros consumidores y con la sociedad en general, y por otro lado, con la naturaleza, ya que si no cuidamos de ella, nuestro principal pilar, que es el viñedo, sufrirá consecuencias difíciles de reparar”.

Otros vinos que no deben faltar en tu bodega: 

Deja un comentario