Ahora que se van acercando los días de frío, vamos a ir dándole la bienvenida a las cremas, una sopa bien caliente y demás platos de cuchara.

El plato en el que hoy queremos que te fijes es una sopa elaborada a base de guisantes secos con un toque crujiente gracias a la panceta ahumada salteada. Una deliciosa forma de comer verdura que nos trae Anne-Catherine Bley con su libro Súper sopas para comidas completas. ¿Manos a la obra?

Ingredientes:

  • 200 g de guisantes secos partidos
  • 200 g de puerros
  • 100 g de zanahorias
  • 1 cebolla
  • 2 lonchas de panceta de cerdo ahumada
  • Unas ramitas de tomillo
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharada sopera de aceite de oliva
  • Sal
  • 1 litro de agua
  • Pimienta

Modo de preparación:

Lavar las verduras, pelarlas y cortarlas en trozos pequeños. Lavar los guisantes secos partidos con agua fría.

Rehogar a fuego lento la cebolla y el puerro durante 5 minutos en un poco de aceite de oliva. Añadir los guisantes, los trocitos de zanahoria, el tomillo y el laurel (atarlos con un cabo de hilo de cocina). Añadir el agua, que debe cubrir las verduras. Salar y llevar a ebullición, tapar y dejar cocer a fuego lento 30 o 40 minutos.

Durante este tiempo, cortar la panceta ahumada en tacos. Rehogar en una sartén y reservar.

Cuando los guisantes estén bien tiernos, retirar el tomillo y el laurel, batir finamente la sopa y añadir pimienta recién molida. Añadir los tacos de panceta y la grasa de su cocción que dará sabor a la sopa.

Otras recetas: