Desde la lejana China hoy nos llega una receta clásica a base de fideos de huevo al dente en una fogosa pimienta roja de Sichuan y una salsa de sésamo. Un plato sólo apto para amantes del picante fuerte recogido en el libro La comida picante del mundo de Lonely Planet.

Ingredientes:

  • 300 g de fideos de huevo fresco
  • 2 dientes de ajo
  • Un trozo de jengibre fresco de 5 cm
  • 3 cebolletas con las partes blancas y verdes
  • 2 cucharadas de aceite de cacahuete
  • 200 g de picada de cerdo (o ternera) grasa
  • 1 cucharadita de vino de arroz Shaoxing
  • Sal
  • Un puñado de cacahuetes tostados partidos

Para la salsa:

  • 3 cucharadita de agua
  • 2 cucharadas de salsa de soja suave
  • 3 cucharadas de tahina o pasta de sésamo
  • 1 cucharada de vinagre de arroz negro
  • 2-3 cucharadas de aceite de pimiento chile (regular para el grado de picante)
  • 2 cucharaditas de aceite de sésamo
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 cucharadita de pimienta de Sichuan molida

Modo de preparación:

Llenar una olla de agua salada y llevar a ebullición. Cocer los fideos 3-5 minutos hasta que estén al dente. Aclarar con agua fría, escurrir y colocar en una fuente de servir.

Mezclar todos los ingredientes de la salsa en un cuenco pequeño. Verter la salsa por encima de los fideos y mezclar. Reservar aparte.

En un mortero, triturar el ajo, el jengibre y dos cebolletas.

Calentar el aceite en una sartén a fuego medio. Añadir el ajo, el jengibre y las cebolletas y sofreír hasta que estén aromáticos. Añadir la carne y saltear hasta que pierda la tonalidad rosa y la sartén esté pegajosa. Reducir con vino de arroz y añadir sal.

Servir la mezcla de la carne cocida con un cucharón por encima de los fideos, espolvorear con las cebolletas restantes picadas y los cacahuetes. Servir inmediatamente.

Platos y vinos para celebrar el Año Nuevo chino