La gastronomía acaba de escribir un nuevo capítulo añadiendo un nuevo hito histórico a la Guía Michelin 2022: Smoked Room, el exclusivo espacio -14 comensales- dedicado a las brasas y el humo que Dani García inauguró el pasado mes de junio en Madrid, ha conseguido de golpe dos estrellas. Y lo ha hecho con Massimiliano Delle Vedove (Latisana, Udine, 1991) a los mandos, un joven cocinero italiano que entró a formar parte del grupo del conocido chef marbellí hace escasos ocho meses y que, sin embargo, ya ha conquistado a los inspectores Michelin. Pero, ¿quién es el gran triunfador de la Guía roja?

A Massimiliano, o Massi (así es como le llaman), le picó el gusanillo de la cocina viendo trabajar a los cocineros de la escuela en la que su madre impartía clases de inglés. A partir de ahí, y una vez terminado el colegio, tuvo su primera experiencia en el restaurante de un pequeño hotel, donde comenzó a barruntarse que quizás aquella podía ser su profesión. Y así fue. Tras sus primeros pinitos, Massi puso rumbo a la estrella de Il Colombaio (Casole d’Elsa, Toscana) para realizar sus primeras prácticas en haute cuisine.

Pero la cosa no podía quedarse ahí… y por eso quiso continuar viajando y adquiriendo experiencia (y qué experiencia): la mayoría de los restaurantes por los que ha pasado lucen la condecoración de la Guía Michelin. Como botones de muestra, el londinense Galvin at WindowsIl Palagio, en el Four Seasons de Florencia; Hoja Santa (restaurante con estrella de Albert Adrià en Barcelona, hoy cerrado) y Mont Bar, en el que permaneció durante cuatro años. ¿Y después? Pues después le ofrecieron Smoked Room, en Madrid, y el aceptó. El resto ya es historia… eso sí, de la de llegar y besar el santo. Enhorabuena.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta