¿Nutella o Nocilla? Es plantear esta tesitura y el debate está servido.

No es un secreto para nadie que la Nutella y la Nocilla son enemigos íntimos. Ambas protagonistas de las meriendas infantiles y solo aptas para los más golosos, estas dos marcas se disputan el primer puesto en cuanto a cremas de cacao.
Aunque no podemos elegir por vosotros porque los gustos y preferencias de cada uno podrían ser infinitamente variados, aprovechamos el Día Mundial de la Nutella para contarte algunas cosas que quizás no sabías sobre estas deliciosas cremas de cacao.

¿Nutella?

La Nutella nació en Italia poco después de la Segunda Guerra Mundial, cuando debido a la escasez de cacao a Pietro Ferrero, un pastelero de Piamonte se le ocurrió que la mejor idea para mo quedarse sin reservas de cacao era mezclar ese preciado alimento con polvo de avellanas.

Pietro Ferrero, a quien ahora consideramos ‘el padre de la Nutella’, comenzó a comercializar su crema de cacao a inicios de la década de los 50, bajo el nombre de «Supercrema Giandujot». No fue hasta la década de los 60 que su hijo Michele, haciendo honor al componente estrella de esta mezcla, utilizó la palabra avellana en inglés (nut) y cambió el nombre de la crema de cacao y avellanas por Nutella.

¿O Nocilla?

Por su parte, la Nocilla nació a finales de los 60 a manos de la empresa Starlux, quienes consiguieron hacerle la competencia directa a Pietro Ferrero y su masa de cacao y avellanas. Los ingredientes básicos de la Nocilla, como bien dice su eslogan, son leche, cacao, avellanas y azúcar, aunque el porcentaje de avellanas es sensiblemente menor que en la Nutella, lo que ha hecho que su intenso sabor a cacao haya convertido la Nocilla en la crema de untar más top para los amantes del chocolate.

Aunque originariamente la Nocilla fue creada por Starlux, en 1997 se vendió a Knorr, para posteriormente ser comprada por Nutrexpa, la empresa fabricante de Cola Cao.

Mientras que los tarros de Nutella son personalizables con el nombre del consumidor, los famosos vasos de Nocilla han sido escaparate de las obras de diseñadores tan reconocidos como Prada, Jordi Labanda o Agatha Ruíz de la Prada, y decorados con dibujos infantiles del momento como Los Simpson, Doraeomon o Hello Kitty.

Día Mundial de la Nutella: esta es su historia