Si ayer te sobró un poquito de quinoa de la cena y no sabes qué hacer con ella, tenemos la solución más golosa a tus problemas. Un perfecto desayuno o tentempié de media tarde para acompañar tu café.

Ingredientes:

  • 150 g de mantequilla
  • 2 o 3 manzanas grandes sin el corazón, cortadas en dados
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada en polvo
  • 110 g de azúcar moreno
  • 1 huevo
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 pellizco de sal
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 185 g de quinoa ya cocida y fría
  • 160 g de harina
  • 60 ml de leche
  • 40 g de nueces troceadas

Modo de preparación:

Precalentar el horno a 190ºC y engrasar unos moldes para muffins.

En una sarten, calentar 2 cucharadas soperas de mantequilla y añadir las manzanas y las especias. Remover para envolver bien las manzanas y cocinar hasta que estén tiernas.

Batir el resto de la mantequilla y el azúcar hasta obtener una pasta de consistencia ligera y cremosa.

Añadir el huevo y batir hasta que la preparación quede pálida y espumosa. Incorporar la vainilla, la sal y la levadura química, sin dejar de batir.

Añadir las manzanas y la quinoa, la harina y la leche. Mezclar bien.

Repartir la pasta en los moldes de muffins. Poner las nueces encima y hornear durante 25 minutos.

Dejar enfriar en el molde unos 5 minutos, desmoldar sobre una parrilla y dejar enfriar por completo.

Recetas: