Un año más Le Cordon Bleu Madrid, la escuela de alta cocina de la Universidad Francisco de Vitoria, había convocado sus Premios Promesas de la Alta Cocina, con el objetivo de apoyar y estimular la formación de las futuras generaciones de cocineros. Pero este 2020 no contaban con un importante imprevisto: la covid-19.

La escuela ha decidido suspender la final de la VIII edición de este certamen a causa de la situación excepcional que se está viviendo. Prevista para el mes de abril, en un principio había sido pospuesta para el pasado septiembre. Pero finalmente se ha decidido dividir el total de la valoración económica del premio entre los 10 finalistas y otorgar así una beca formativa de 3.200€ a cada uno de ellos.

Además, a pesar de la crisis sanitaria y económica actual, la escuela continúa apostando por el certamen con una próxima y novena edición del concurso, que arranca esta semana y cuya convocatoria estará abierta hasta el 14 de diciembre.

Un empujón profesional

La ganadora Anna Drosky y el finalista Pablo Linares de la pasada VII edición se encuentran cursando el certificado intermedio de los Programas de Pastelería, suponiendo para ambos un empujón en sus carreras profesionales.

Pero todos aquellos amantes de la cocina que no cumplen con los requisitos del Premio también pueden beneficiarse del Programa de ayudas económicas para el estudio, lanzado este año por la institución. Las convocatorias ya están abiertas, así como el nuevo plan de financiación que ofrece el Banco Sabadell para la institución.

Otros artículos:

Deja un comentario

Cancelar la respuesta