Col rizada (o kale), judías, té, espinacas, brócoli… ¿sabíais que hay alimentos ricos en antioxidantes que pueden ayudar a cuidar la memoria? Un estudio reciente publicado en la prestigiosa revista médica Neurology sugiere que las personas que comen -o beben- alimentos con flavonoles podrían experimentar un ritmo más lento de deterioro de la memoria.

Esta investigación, realizada por científicos del Centro Médico de la Universidad Rush en Chicago, contó con la participación de 961 estadounidenses sin demencia con una media de edad de 81 años, cuyos hábitos se estudiaron entre 6 y 9 años -completaron un cuestionario sobre la frecuencia con la que comían determinados alimentos, además de diferentes pruebas cognitivas y de memoria-.

Aunque la ingesta media de flavonoles antioxidantes, un compuesto que se encuentra en los pigmentos de las plantas, es de aproximadamente 16 mg a 20 mg por día en Estados Unidos -donde 6,5 millones de personas mayores de 65 años padecen Alzheimer-, la media de la población del estudio fue de aproximadamente 10 mg.

Tras ajustar otros factores como la edad, el sexo y el tabaquismo, los investigadores descubrieron que la puntuación cognitiva media de las personas con mayor consumo de flavonoles disminuía más lentamente que la del grupo con menor consumo. También se descubrió que el kaempferol es el más efectivo, y está presente en alimentos como la col rizada (o kale), las judías, el té, las espinacas y el brócoli.

Thomas Holland, coautor del estudio, apunta que, aunque este “muestra que la elección de una dieta específica puede conducir a una tasa más lenta de deterioro cognitivo”, no prueba directamente la conexión entre el consumo de flavonoles antioxidantes y la ralentización del deterioro cognitivo. En cualquier caso, habrá que seguir esta nutritiva y prometedora pista.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta