A día de hoy son muchos los alimentos que tienen marcada en el calendario una cita especial: el sándwich, la tarta de queso, el huevo, el pan… y claro, el brownie, ese postre típico americano con el que salivamos todos (o casi todos…), no iba a ser menos. Hoy, 11 de noviembre, se celebra el Día Mundial de este tradicional dulce que, según cuenta la leyenda, nació sin querer, cuando a un repostero estadounidense se le olvidó añadir levadura en su bizcocho. Sea como fuere, actualmente es uno de los pasteles más famosos del mundo… porque gusta a mayores y niños y porque admite mil sabores y combinaciones. A continuación os contamos cuáles son nuestros preferidos. ¡Apunta!

Steakburger

Desde su nacimiento, en 2011, es uno de los templos capitalinos por excelencia para los amantes de la carne y de las hamburguesas. ¿Sus pilares? La calidad del producto, un servicio feliz y un precio medio asequible para cualquier bolsillo. De postre, brownie con helado de Madagascar y nueces.

El Horno de Babette

Sus clientes siempre han sido de lo más chocolateros… y por eso en su receta la mantequilla se funde con uno Valhrona, escogido por su calidad y aroma para crear una sensación maravillosamente untuosa en boca. El sabor a chocolate se resalta con la incorporación de una gran cantidad de cacao y un toque de sal atlántica virgen; y las nueces complementan el bocado a la perfección. Lo venden en trozos pequeños, pero también se pueden encargar planchas enteras para celebraciones.

Aliter Dulcia

Ubicado en pleno barrio de Chueca, este salón de té decorado con gusto (el local es muy mono) es mucho más que eso: tiene el honor de encabezar el ranking (ahí queda eso…) de los mejores brownies de chocolate de Madrid. Los hacen de limón, de cheesecake, de Oreo, etcétera.

Celicioso

Es una de las primeras pastelerías gluten free que abrió en la capital. Entre sus elaboraciones hay tartas, roscones, bombones, cupcakes, palmeras, cookies, boles de açai, lasañas, hamburguesas, sándwiches… Y tres tipos del dulce que nos incumbe: de chocolate blanco con nueces y de chocolate negro (con o sin ellas).

La Parrilla de Arganda

Situado a 20 minutos de la capital, se autodefine como “una propuesta gastronómica honesta y tradicional a un precio asequible”. Y desde luego muestra un alto respeto por la autenticidad del producto… ya que el cocinado en parrilla es uno de los métodos que mejor conserva la pureza de los alimentos. Para festejar este día propone el pastel estadounidense acompañado con helado de vainilla.

La Cocina de mi Vecina

El tradicional dulce americano es una de las especialidades de La Cocina de mi Vecina. De ahí que ofrezcan varios tipos, entre los que destaca el de Nutella y el de galletas Oreo. De rechupete.

Leon the Baker

Aunque aquí los productos más demandados siempre han sido las hogazas, los panecillos individuales y el pan de molde, su apartado dulce también tiene mucho que decir. Su brownie no incluye ni gluten ni lactosa, pero está increíblemente bueno. Sobresale tanto por su suavidad como por su esponjosidad… y, para más inri, le añaden chocolate derretido y helado.

Deja un comentario