Se cree que su origen está en la Antigua Grecia, unos 4.000 años antes de la era actual, pero lo cierto es que este golosísimo postre está más de moda que nunca. Para festejar que hoy, 30 de julio, es el Día Mundial de la Tarta de Queso, seleccionamos nuestras favoritas de los restaurantes de Madrid.

Lagasca 19

Entre los postres de este nuevo restaurante, localizado en el barrio de Salamanca, figura su deliciosa tarta de queso cremosa, una versión adaptada y servida en tamaño mini, perfecta para compartir y terminar una comida o cena por todo lo alto.

Tarta cremosa de queso, en Lagasca 19.

Tres por Cuatro

Lleva queso crema, huevos, nata, azúcar y sal. ¿Su distintivo? El queso con el que se hace va cambiando al ritmo de la temporada, por lo que en cada estación se puede probar una distinta.

Bibo

En la brasserie andaluza de Dani García, chef con tres estrellas Michelin, los guiños viajeros se notan en múltiples recetas. La cheesecake la hace con queso payoyo y la sirve al estilo americano: cubierta de mermelada casera de frambuesa y helado. Para darse un homenaje.

Treze

La de Saúl Sanz no es como las demás: el chef madrileño incorpora a la tradicional receta queso Gamonéu, una de las variedades queseras asturianas más sabrosas. Y puede degustarse tanto en su barra como en la sala de su restaurante.

Tarta de queso, en Treze.

Carbón Negro

De textura cremosa y superficie ligeramente tostada. Su artífice, Gonzalo Armas, cuenta que «la trabajamos como si hiciéramos una infusión de queso para helado». Y, si la encargas con 24 horas de antelación, te la puedes llevar a casa.

La Buena Vida

En el restaurante de Carlos y Elisa se sirve desde hace 20 años, antes de que se pusiese de moda. ¿Cómo? Al horno, con quesos, huevos, nata, base de galleta y mantequilla. Ah, y coulis de frambuesa.

Café Comercial

Para poner la nota dulce tras una comida o para disfrutar entre horas, Pepe Roch da forma a una tarta de queso tostada al horno con un interior cremoso, que acompaña de frutos rojos y helado de galleta artesana. Y en El Escondite de Villanueva, comedor de la misma familia, se sirve en tarro de cristal, acompañada de un refrescante helado de galletas.

Tarta de queso, en Café Comercial.

Cañadío

La aclamada tarta de queso de Paco Quirós se ha convertido en una de las enseñas de su grupo. Parte de su secreto reside en el ingrediente principal, el queso fresco. En esta dirección la presentan con una teja de caramelo crujiente y helado artesano; en La Bien Aparecida, con crema fina de remolacha escabechada y helado de vainilla de bourbon y en La Maruca y La Primera, con teja de caramelo crujiente.

Fismuler

Son muchos los que la consideran la mejor de Madrid. La mezcla de quesos propuesta por Nino Redruello y su equipo (fresco, Idiazábal y azul) hace las delicias de los más golosos.

Estimar

El proyecto más personal de Rafa Zafra y Anna Gotanegra ofrece en su carta uno de los postres estrella del chef: el cheesecake, elaborado a base de harina de trigo y de almendra, relleno de queso crema y aromatizado con ralladura de limón, lima y naranja. Se presenta acompañada de una mermelada de fresas casera, servida aparte.

Tarta de queso, en Estimar.

Deja un comentario