Es curioso, pero este alimento que tan revolucionario ha parecido en estos últimos años, se puede plantar de una manera muy sencilla. Solo se necesita su hueso y un poco de paciencia, para finalmente conseguir un bonito árbol de aguacate.

Este alimento aporta grandes beneficios a la dieta, sobre todo a la mediterránea, ya que contiene altos niveles de nutrientes, ácidos grasos y vitamina E. Además, es un fruto del cual se puede aprovechar hasta el hueso.

También es muy positivo para nuestra salud, ya que mejora de los niveles de colesterol en nuestra sangre y actúa como estabilizador de los ritmos cardíacos. Esto lo convierte en importante para los pacientes con problemas de corazón. Por otro lado, favorece a la masa muscular, pues potencia tanto su crecimiento como la reparación de la misma tras el ejercicio. Además, se tiene la sensación de estar saciado por lo que realmente se comerá menos y puede hacer más llevadera una dieta.

Lo más importante para comentar la plantación es limpiar el hueso y, una vez limpio, introducirlo en agua y clavarle tres palillos. En 3 o 4 semanas, aproximadamente, saldrán las raíces y, en cuanto tenga unos 10 centímetros de altura, se saca el hueso y los palillos. A continuación, se prepara una maceta y se planta. En poco más de un mes, comenzará a salir las hojas.

Recetas con aguacate

El aguacate ha conseguido convertirse en un alimento que se puede consumir tanto en los desayunos como en las comidas principales. Son muy famosas las tostadas con aguacate acompañadas de un zumo de naranja o tartar de salmón y aguacate. Por supuesto, también existe la posibilidad de comerlo solo con un chorro de aceite de oliva virgen extra para acompañar una comida. Sin duda, es muy versátil y siempre una buena opción para tomar a cualquier hora del día.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta