Comer y no poder parar: estoy enganchado a estos alimentos

¿Cuántas veces has pensado que te han puesto droga en el chocolate por no poder dejar de engullir onzas? Seguro que tantas como nosotros. Pero tranquilo porque ni estamos obsesionados con estas comidas ni necesitamos ayuda divina para olvidarlas. La respuesta está en tu cabeza, como casi todo en la vida.

Y, antes de anticiparte la razón de tu enganche a tus alimentos preferidos, te adelantamos que no vas a tener que eliminarlos de tu dieta. Si eres de los que piensa que con queso puede conquistar el mundo, adelante, sal a conocer mundo, pero primero entérate de esto: hay comidas que estimulan la liberación de dopamina, como las drogas, enganchándote a los alimentos que mayor cantidad de esta sustancia liberan.

¿Qué cuáles son? Sigue leyendo, que te va a interesar confirmar con qué alimentos no estás dispuesto a dejar ni las migas.

Chocolate. Es el alimento adictivo por excelencia, también el más afrodisiaco y el que más acné causa, pero somos tan felices comiéndolo que lloraremos las penas de su prohibición (si algún día se da). Su consumo libera anandamida, un compuesto mucho más satisfactorio que las causantes del placer en el sexo.

Comer y no poder parar: estoy enganchado a estos alimentos

Queso. Si no te gusta tu vida, ponle queso. Es el mejor consejo de amigo que os podemos dar y tendríais que estar agradecidos. Las casomorfinas son sustancias que viven a sus anchas en este alimento y según te las tragas vas a querer más.

Comer y no poder parar: estoy enganchado a estos alimentos

Pizza. Quién no ha exterminado la sección de congelados del supermercado cuando ese olor a pizza que has disfrutado por la calle ha invadido tu mente, tu cuerpo, alma y espíritu. Todos. ¿La razón? Nuestro cerebro asocia los carbohidratos y grasas saturadas con una buena retribución emocional.

Comer y no poder parar: estoy enganchado a estos alimentos

Galletas. De pequeños habrías regalado a toda tu familia por un par de galletitas más mientras veías tu serie de dibujos preferida, y que a día de hoy sigas manteniendo esa adición tiene su explicación: su mezcla de ingredientes (harina, mantequilla, huevo, sal) son ricos en dopaminas.

Comer y no poder parar: estoy enganchado a estos alimentos

Patatas fritas. Este tubérculo contiene almidón y endocannabinoides, una sustancia que nos genera mayor sensación de bienestar al consumirla. Normal que seamos tan felices con una birra, una partido de fútbol y unas patatas.

Comer y no poder parar: estoy enganchado a estos alimentos

Hamburguesas. Silencio en la sala que esto nos interesa, necesitamos saber por qué soñamos con hamburguesas y nuestro único estímulo para llegar sanos mentalmente a los viernes es saber que hay hamburguesa de premio para cenar: el cerebro es sensible a la ingesta de calorías y es feliz sólo con saber que va a ingerir una recompensa muy calórica.

[td_smart_list_end]