La palabra casino nos transporta al juego y las apuestas pero también lo hace a míticas películas, edificios icónicos, personajes célebres e incluso con la posibilidad de fantasear con el robo del siglo.

Es cierto que cada vez hay más fórmulas para jugar de manera online desde la comodidad de casa pero, sin duda, acudir al edificio del casino tienen ese no-sé-qué especial que los hace insustituibles. Por eso, la web Casinobonos.es ha seleccionado algunos de los más singulares en todo el mundo y te descubre cuál es el rasgo característico que los hace destacar:

The Venetian Macao, a lo grande

Si creías que Las Vegas se llevaba este honor, te equivocas. El casino más grande del mundo está en China y es el The Venetian Macao. Macao es la única ciudad en la que se puede jugar en todo el país. Su arquitectura recrea la famosa ciudad de Venecia con sus góndolas incluidas. Se trata del mayor casino del mundo con 51.000 m2. Es prácticamente una ciudad dedicada casi en su totalidad al juego.

Además, también en Macao, se encuentra el que puede ser considerado el casino más exclusivo del mundo, situado en la planta 32 del Galaxy & Resort. Para poder jugar en su sala VIP se necesita una apuesta mínima de… 1.200.000 euros. Su éxito entre las grandes fortunas es inminente ya que los beneficios son seis veces mayores que los de cualquier casino de Las Vegas.

 

Montecarlo, un casino de película

No es el más grande, ni el más exclusivo, pero sí uno de los que más renombre y fama tiene. Puede que James Bond haya influido en esto, ya que sale en varios de sus largometrajes. Este edificio de apuestas fue construido en 1863 por Charles Garnier, el mismo que creó la Ópera de París. Su terraza sobre la bahía de Montecarlo también es mítica, no sólo porque permite disfrutar del juego mirando a las estrellas, sino porque según cuentan, se ha producido más de un suicidio de jugadores arruinados.

Lo más curioso es que los propios monegascos tienen prohibido el acceso al casino debido a una orden de 1860, anterior a la apertura del mismo, ya que al príncipe Carlos III le preocupaba que sus súbditos perdieran todo su dinero en el juego.

 

Stratosphere Las Vegas Hotel & Casino, con altura y mucha diversión

Aunque Las Vegas está plagado de casinos, lo característico del Stratosphere Las Vegas Hotel & Casino es que su sala de juego se encuentra a unos 1.200 metros de altura. Está considerado el más alto del mundo y además en su interior cuenta con un parque de atracciones. Desde donde podrás disfrutar del juego y de la experiencia de lanzarte a 329 metros de altura a una velocidad cuatro veces mayor que cualquier fuerza gravitatoria, quedarte suspendido sobre el borde de una de las torres más altas del mundo y girar a gran velocidad o disfrutar de una bestial montaña rusa, entre otras atracciones para descargar adrenalina por todo lo alto.

 

El Casino di Venezia, un clásico con mucha clase 

El Casino di Venezia o Casino CaVendramin Calergi es todo un referente y también es el más antiguo del mundo. Su edificio tiene medio milenio de vida y más de 450 años como casino. Se encuentra en el Gran Canal de Venecia, en un palacio de la época del Renacimiento ornamentado con columnas de estilo clásico grecorromano en cada nivel de la fachada y sus opulentos trabajos de pintura, escultura y candelabros, hacen que la decoración interior del casino sea incluso más grandiosa que la fachada. En una de las salas de este edificio murió el compositor Richard Wagner de un infarto. Por esta razón dentro de las instalaciones del casino se encuentra el Museo Wagner con una gran colección de objetos pertenecientes al artista. 


Baden-Baden, el más bello del mundo

El título de belleza es para el Casino Baden-Baden en la Selva Negra alemana. Tiene más de 250 años de historia, sigue la línea de los palacios reales franceses y durante el siglo pasado fue uno de los sitios de reunión preferidos de la aristocracia. Actualmente es un complejo que, además del casino, incluye un spa y un centro de conferencias. Este casino inspiró la gran novela de Fiódor Dostoyevsky, El Jugador. Y también como dato curioso no está mal saber que el inventor alemán Johannes Gutenberg, imprimió el primer mazo de cartas en 1440. Antes de la invención de la imprenta, la mayoría de las cartas en Europa eran pintadas a mano. 

 

Y ahora sí, las Vegas…

Las Vegas es, sin duda, el mayor espacio de casinos en el mundo con cifras espectaculares, por eso resulta difícil decidir cuál es el mejor. Seguramente, el más famoso sea el Caesar Palace, el más popular del mundo. Es famoso no solo por sus salas con todo tipo de juegos, sino también por organizar espectáculos de gran calibre como las veladas de boxeo más importantes de la historia o actuaciones musicales (Celine Dion, Cher o Elton John, entre otros). Pero quizás, o más impresionante es que ha albergado en dos ocasiones el Gran Premio de Las Vegas de Fórmula 1 en lo que hoy en día es el aparcamiento, lo que da una idea de sus dimensiones. 

Pero, si no queda otra que decidir cuál es el mejor, casi todos coinciden en que es posiblemente el Bellagio, no sólo de las Vegas, sino también a nivel mundial. En él se celebra uno de los campeonatos del World Poker Tour más importantes, por lo que las grandes estrellas del juego de cartas más famoso del mundo se dan cita allí cada año. Solo entrar en la partida ya cuesta 20.000 dólares.

Pero es que este casino es también una atracción en sí mismo. Su interior da cobijo a increíbles jardines botánicos, una combinación romántica de diferentes fragancias y colores. Aparte, también es el hogar de una Galería de Bellas Artes, donde se exhiben magníficas obras de arte creadas por los artistas más influyentes del mundo.