Podemos llegar a la (casi) mitad de la semana con un triste sándwich en la mesa de la cocina o podemos dedicar unos treinta minutos de nuestra ajetreada vida en preparar un arroz seco con una buena guarnición, como la de hoy. La elección es tuya, pero nosotros ya nos hemos atado el delantal y dado mecha al fuego.

Ingredientes:

  • 300g de arroz.
  • 1 cebolla grande.
  • 150g de pasas.
  • 100g de tacos de jamón.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.

Preparación:

Ponemos a hervir el arroz en una olla grande con un chorrito de aceite de oliva y una pizca de sal durante 15 minutos, más o menos.

Mientras esperamos a que se cueza el arroz, picamos la cebolla en tacos muy menudos y la freíamos en una sartén con un poco de aceite. Cuando esté pochada, añadimos las pasas y los tacos de jamón y seguimos dejando este salteado al fuego hasta que coja color, aproximadamente, unos 8 minutos.

Retiramos el arroz del fuego, escurrimos y lo incorporamos a la sartén donde tenemos el salteado, damos un par de vueltas para fusionar bien todos los sabores de los ingredientes y retiramos del fuego.

Servimos en caliente observando que el punto de sal sea el correcto.