Necesitamos endulzar las tardes de este enero frío y lluvioso. Pero debemos hacerlo con el contraste de ingredientes dulces y otros no tan dulces. ¿Solución? Que la base de estas trufas o bombones sea el chocolate y la cobertura, una rica capa de coco rallado que amortigüe el exceso de azúcar.

¿Preparado para chuparte los dedos?

Ingredientes:

  • 200g de chocolate para postres.
  • 200ml de nata para montar.
  • 1 cucharadita de azúcar glasé.
  • 50g de cacao puro en polvo.
  • Ralladura de coco.

Preparación:

En un cazo al fuego ponemos la nata y el cacao en polvo, a la espera de que ambos ingredientes se disuelvan.

Agregamos a la mezcla el chocolate (troceado) para postres y removemos hasta que se deshaga al calor del fuego. Incorporamos el azúcar glasé y seguimos removiendo hasta conseguir una mezcla homogénea.

Retiramos del fuego, reservamos y dejamos enfriar en la nevera durante tres o cuatro horas.

Transcurrido ese tiempo, cogemos cucharadas de la mezcla y las hacemos una bola, bañando cada una de ellas en la ralladura de coco. Volvemos a dejar enfriar durante 30 minutos.