Tenerife, un paraíso bajo el agua

Olvídate del frío y disfruta al máximo de la oportunidad de practicar submarinismo durante todo el año. Y es que las excelentes condiciones climáticas de Tenerife te ofrecen la ocasión de descubrir el sorprendente paisaje que se dibuja bajo sus aguas en cualquier momento de los doce meses. Lo mejor de todo es que la isla cuenta con diferentes centros especializados con los que podrás realizar tu inmersión de forma segura y con un profesional. ¡Sólo tendrás que preocuparte de abrir bien los ojos para vivir una experiencia única!

Un paisaje sorprendente

Comprueba que tu equipo esté listo y sumérgete en el paisaje submarino de Tenerife. Pocos metros después de zambullirte, verás cómo se abre ante ti un Tenerife totalmente desconocido. De pronto, te encontrarás rodeado de tortugas marinas y mantas raya, a las que seguirán catalufas, sargos y burritos. Seguro que te impresiona la claridad con la que puedes verlo todo, debido a la cantidad de luz que llega bajo del agua. ¡Tienes una visibilidad de entre 10 y 30 metros!

Pero, además de la gran biodiversidad que existe bajo las aguas de Tenerife, también puedes encontrar varios pecios que completan un paisaje único y que te cuentan la historia de la isla. ¡No te olvides de tu cámara acuática si no quieres perder la oportunidad de capturar su belleza! Descubre los grandes cardúmenes de sardinas y caballas que habitan alrededor del pecio de Tabaiba, en el Rosario. El pecio el Condesito (Arona) sirve de refugio para rascacios, lagartos y trompetas y gusanos de fuego. Bajo el pecio Puerto Colón – Los Gemelos es habitual ver chuchos descansando, así como anémonas y muchas otras especies. Por último, el pecio el Meridian (Arona), que se encuentra en posición de navegación, sirve de habitáculo para la fauna de la zona.

Spots únicos para expertos y amateurs

Pero hay mucho más. Disfruta del espectáculo que te ofrecen las aguas de Tenerife sumergiéndote en algunos de los mejores puntos de inmersión que existen en el archipiélago canario: la Catedral (Puerto de la Cruz), los Realejos (El Guindaste, Los Realejos), las Anclas (entre la escollera sumergida y el Roque, Garachico), Barranco Seco y Atlántida (Los Gigantes, Santiago del Teide), Punta Blanca (Alcalá, Guía de Isora), Cueva de las Morenas (Los Cristianos, Arona), Chuchos (Las Galletas, Arona), Montaña Amarilla (Ten Bel, Arona) o Ensenada del puerto, La Cueva y La Escollera (Radazul, El Rosario).

Y, si quieres, completar tu experiencia en el agua, Tenerife también pone a tu alcance la práctica de otros deportes acuáticos, como windsurf y kitesurf. El Médano cuenta con más de 300 días al año de viento y es sede de importantes torneos nacionales e internacionales. En otros puntos de la isla también puedes practicar apnea, body board, stand up paddle o surf. En conjunto, Tenerife cuenta con más de 32 zonas para surfear. Con fondos volcánicos, de arena o roca, podrás elegir entre muchísimos tipos de olas a muy pocos kilómetros de la costa.

De lo que no hay duda es de que, si lo tuyo es el deporte, te mueves por la garantía de experimentar vivencias únicas y aún no has fijado el destino de tus próximas vacaciones, Tenerife es perfecto para ti.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta