Desde Alemania, hoy nos ha llegado una sugerencia de lo más calentita que queremos compartir contigo. Y es que cuando el frío aprieta o queramos dar n aire diferente a nuestras reuniones con amigos, nada mejor que atemperar el cuerpo que con un vinito caliente.

El Glühwein es un vino originario de Alemania, también se toma en países escandinavos, especiado y con altas dosis de alcohol. Pudiendo ser tomado en cualquier época del año, encuentra su máximo esplendor en la época de Adviento. Y como ya no queda nada para que la Navidad comience, nosotros te ayudamos a preparar tu versión casera de este vino.

Ingredientes:

  • 1 botella de vino tinto.
  • 80g de azúcar moreno.
  • 4 vainas de cardamomo.
  • 6 clavos.
  • 2 estrellas de anís.
  • 2 ramas de canela.
  • 1 pizca de nuez moscada.
  • 1 limón.
  • 1 naranja.

Preparación:

En una olla colocamos las especias, la cáscara del limón y de la naranja y el azúcar moreno, y dejamos cocer a fuego lento para que los ingredientes suelten la sustancia y el azúcar coja aspecto de caramelo. Podemos añadir un chorrito de vino para que no se peguen los ingredientes.

Después añadimos el resto de vino y dejamos que siga cociendo durante media hora. Conseguido este paso, retiramos del fuego y dejamos reposar.

Si queremos conservarlo, debemos colarlo y meterlo en una botella.