Compartir momentos es quizá uno de los mayores tesoros que esconde la vida, y es que ya lo dice el refrán: “Compartir es vivir”. Por eso Mahou ha querido hacer honor a esta filosofía de vida sentando en la misma mesa a la cerveza más premiada del mundo y a la mejor gastronomía, creando así encuentros de calidad que nos llenen el alma –y el estómago–. Con esta iniciativa, bautizada como Sabor Mahou feat., la compañía familiar 100% española logra, una vez más, promover la cultura cervecera al mismo tiempo que refuerza el apoyo a la hostelería bajo la firme creencia de que cuando nos juntamos con el simple propósito de disfrutar, la vida es mucho mejor. 

Para ello, algunos de los chefs más destacados de la capital han creado, en colaboración con el beer sommelier de Mahou, 10 menús inéditos con los que se logra una armonía sorprendente entre cada uno de los platos y la gama de cervezas Mahou. Esta iniciativa se podrá disfrutar durante los meses de noviembre y diciembre en 10 restaurantes de Madrid y se presenta como una ocasión ideal para conocer algunos de los paraísos gastronómicos que esconde la ciudad, como son los restaurantes NaDo, Santerra o Asiakō, a un precio más asequible del habitual. 

Cada uno de los cocineros que participan en Sabor Mahou feat. han volcado en los menús toda su personalidad y, en ocasiones, las técnicas de la cocina vanguardista e innovadora. Tal es el caso de Miguel Carretero del restaurante Santerra, quien desvela los sabores del recetario tradicional manchego, su tierra de origen, pero con “una vuelta”. Un ejemplo de ello es el famoso escabeche de perdiz, zanahorias y vieira (ganador del I Concurso Nacional de Escabeches de Madrid Fusión 2020), perfecto con una Mahou 5 estrellas, cuya frescura acompaña a la perfección la acidez del escabeche.

Miguel Carretero, del restaurante Santerra, posa junto a la gama de cervezas de Mahou.

Otra cocina de raíces es la de Sa Brisa, pero en este caso ibicencas, un lugar frente al Retiro que es un puro homenaje a la gastronomía de la “isla bonita”. Como afirma su propietaria Esther Bonet: “Hemos propuesto un menú muy propio de la isla con platos como la sobrasada de porc negre, la croqueta de bullit de peix o el flao, una tarta de queso con hierbabuena que se marida con Mahou Maestra Dunkell”, y apunta sobre esta iniciativa “me parece muy chula porque a veces pensamos que sólo se puede maridar con vinos”. 

La visita a Asiakō nos concede la oportunidad de viajar hasta Japón a través de la cocina fusión vasco-asiática que elaboran los chefs Sergio Monterde y Raúl Romero. Aquí el menú se compone de los platos más característicos del lugar como son el talo de hamachi con tártara y aguacate o la gyoza de rabo de toro con queso Idiazábal y yema de codorniz; el resto, hay que ir para descubrirlo.

Los sabores del País Vasco se encuentran también en Arima, una taberna vasca ubicada en la calle Ponzano donde la honestidad de Rodrigo García y Nagore Irauzegi se plasma en cada una de sus creaciones. Ambos han dado vida a un lugar imprescindible para todo amante de la buena comida y de las sobremesas. 

Uno de los platos del restaurante Arima.

Por su parte, José Fuentes, gaditano de pura cepa, ha preparado junto a su equipo un menú dividido en tres partes en el que no faltan dos platos identitarios del restaurante Kulto: los tacos de atún con guacamole y cebolla encurtida, y las gambitas de cristal envueltas en una hoja de lechuga al estilo de un Sam; el primero se acompaña de una Mahou 5 Estrellas Session IPA y las gambitas se maridan con la Mahou 0’0 Tostada. Además, platos tan otoñales como las fabes guisadas con perdiz y boletus o la carrillera de atún con puré de apionabo, sabores que encajan a la perfección con el sabor redondo de la Barrica Original y la Maestra Doble Lúpulo. José confiesa que ya tiene varias reservas hechas a través de Sabor Mahou feat.: “Es muy atractivo el poder pegarse un homenaje así y a este precio, con restaurantes que son caña y con maridajes muy interesantes”. 

Pero dentro de este festival de gastronomía y cerveza hay mucho más. Daniel Pozuelo desde Bichopalo nos introduce en su concepto de alta cocina, motivado siempre por un inconformismo que le sitúa en la evolución constante. La cara italiana la pone el restaurante NOI, un lugar que nos trae una versión menos conocida de la gastronomía del “país de la bota”. Y si lo que se busca es una inmersión en los sabores más puros del Atlántico, NaDo de Iván Domínguez es el lugar. Su jefe de cocina Jesús Barrero utiliza el mejor producto de mar –y de tierra– para crear obras de arte que con cerveza saben aún mejor. 

La cerveza Mahou 5 Estrellas marida de maravilla con la propuesta de Bichopalo.

La guinda la ponen dos restaurantes del barrio de Ibiza: Bistronómika, el paraíso para los amantes de las grandes piezas de pescado a la brasa y de los platos de cuchara en sus mil versiones, porque como ellos mismos rezan “sin guiso no somos nada”; y a unos pocos metros, La Cocina de Frente, la casa de comidas donde, bajo la estela de Juanjo López (La Tasquita de Enfrente), Carlos García prepara esas recetas de siempre que no se deberían perder nunca. Para esta ocasión especial, delicias como el tartar de tomate de Juanjo, la anchoa sin lata y mantequilla, los calamares en su tinta –sorprendente el maridaje con Mahou Maestra Dunkel– o el cremoso flan de huevo. 

Una ruta que demuestra que el actual es el momento perfecto para celebrar esa cultura tan nuestra que se basa en compartir, para vivir.  

Deja un comentario

Cancelar la respuesta