Al actor español Unax Ugalde, uno de los rostros más vinculados al universo de las series de televisión, había dos alimentos que le pirraban de pequeño: los chipirones y los pimientos del piquillo. Y fue precisamente de ahí de donde nació esta compleja receta, una fórmula que su propia madre tuvo la idea de crear.

Ingredientes:

  • 15 chipirones frescos (de tamaño pequeño)
  • 20 pimientos del piquillo enteros (asados, no valen rotos)
  • 2 puerros
  • 2 cebollas
  • 1 pimiento verde
  • 6 ajos
  • Harina de garbanzo 
  • Manga pastelera
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Sal 

Elaboración:

  1. Revisamos que todos los pimientos estén enteros, ya que es importante para que el relleno no se salga en el proceso. Podemos ponerlos todos sobre una bandeja y así los tendremos preparados. Solo rellenaremos 15 (los otros cinco serán para la salsa).
  2. Sacamos los chipirones y nos disponemos a limpiarlos. Hay muchas maneras de hacerlo, pero lo principal es quitarles la fina membrana que tienen y sacarles la pluma, los ojos, las tripas y la tinta (esta última la podemos reservar para su uso o desecharla). Las patitas también las vamos a guardar. Si queremos voltear el calamar para limpiarlo por dentro tendremos que cortarle las aletas, las cuales también utilizaremos.
  3. Cortamos las aletas y las patitas en trocitos pequeños. Reservamos. 
  4. Limpiamos los dos puerros (en esta receta solo utilizaremos la parte blanca). Lo cortamos en trozos muy pequeños, junto con las cebollas y el pimiento verde, y lo pochamos en una sartén durante 10 o 15 minutos (hasta que veamos que transparenta) con un poco de aceite. Lo apartamos.
  5. Para preparar el relleno pelamos tres ajos y los picamos en trozos muy pequeños. En la misma sartén que ya hemos usado, los freímos hasta que amarilleen y añadimos las patitas y aletas previamente cortadas. En 12 minutos deberían estar sofritas. 
  6. Dejamos un círculo vacío en mitad de la sartén y añadimos una cucharada sopera de harina de garbanzo dentro, la tostamos un poco y después la mezclamos con el chipirón. Seguidamente añadimos el 80% de la verdura pochada y lo mezclamos bien. Si notamos que la masa ha quedado muy espesa le podemos añadir un poco de agua. Probar y añadir sal al gusto (este será el relleno de los txipimis).
  7. Mientras se enfría el relleno nos disponemos a preparar la salsa. Pelamos los tres ajos restantes, los picamos, los freímos y, cuando estén amarillos, añadimos los cinco pimientos del piquillo troceados. Los sofreímos. Añadimos una cucharada de harina de garbanzo y lo ligamos con el 20% de la verdura pochada. La pasamos por una batidora hasta que nos quede una salsa fina y la salamos al gusto.
  8. Metemos el relleno en nuestra manga pastelera y nos disponemos a rellenar los 15 chipirones y los otros 15 pimientos del piquillo (podemos usar palillos de madera en los chipirones para que no se salga la masa).
  9. Metemos los 30 rellenos en una cazuela ancha, plana y con tapa, para después verter la salsa por encima.
  10. Dejamos que se cuezan lentamente, unos 20 minutos. ¡Y listo! (es recomendable dejarlos un día macerando en la salsa para que el sabor se dispare).

Deja un comentario