Entre las torrijas y el resto de dulces de Pascua no dejamos hueco a las digestiones bien hechas, por eso siempre es agradable (y beneficioso para el estómago) dar un respiro al cuerpo de vez en cuando y merendar opciones más ligeras, sanas y que no requieran digestiones pesadas. Hablamos de un batido de yogur que, aunque sus ingredientes no estén pensados para mantener la línea de cara al verano, sí nos ayudará a sentirnos más ligeros en estos días de maratones de comida.

Ingredientes:

  • 1 plátano.
  • 100g de avena.
  • 1 yogur griego.
  • 1 nuez.
  • Miel.
  • Canela.

Preparación:

Cortamos el plátano en rodajas y vertemos en un recipiente para batir junto con el resto de ingredientes.

Batimos durante unos minutos (según la textura que queramos conseguir, más líquida o espesa) y servimos en un vaso alto y frío, para potenciar el sabor de los ingredientes.

Podemos decorar la cobertura con una nuez troceada, canela en polvo o pepitas de chocolate.