La del martes pasado fue una gran e inolvidable noche para Marcos Granda y todo su equipo: ha pasado solo una semana desde que Mario Cachinero, jefe de cocina de Skina (Marbella), fue reconocido en la gala de la Guía Michelin España y Portugal 2022 con el novísimo Young Chef Award. La cosa viene de lejos, porque cuando el joven chef solo tenía 23 años consiguió la segunda estrella para el restaurante de Marbella creado por Marcos Granda en 2004 (la primera había sido concedida en 2008). Y ahora, dos años después, Cachinero ha deslumbrado al equipo de la Guía Michelin por su momento actual y, sin duda, por todo su potencial, es decir, por lo que hace y por lo que seguro hará.

El cocinero y su equipo firman una cocina que es un homenaje a la multicultural, vibrante y muy creativa tradición gastronómica del Sur de España. Haciendo gala de la cercanía y estacionalidad de sus ingredientes, el equipo se deja guiar por la temporalidad de la fértil huerta local, el temperamento del Mediterráneo y los sabios consejos de su gran familia de proveedores. En Skina celebran las recetas que se han elaborado en los hogares andaluces desde hace siglos y las reinventan con muchísimo respeto y cariño.

Así comenzó todo

En Carranque (Toledo), Cachinero se debatía hace no mucho entre cursar estudios de deporte o audiovisuales. Sin embargo, acabó decantándose por una tercera vía: la cocina. Con 16 años se matriculó en el grado medio de la Escuela de Hostelería de Toledo y, a partir de los 18, compaginó durante tres años los grados superiores de Dirección de Cocina y Dirección de Servicios en Restauración. Fue camarero, sirvió copas, fregó platos y también trabajó en la cafetería de sus padres, mientras que los fines de semana «entrenaba» realizando prácticas en Casa Elena (Cabañas de la Sagra, Toledo) o los estrellados El Carmen de Montesión (Toledo) y Casa Marcial (Arriondas, Asturias).

Después llegó como segundo de cocina a Skina, cuando cumplió los 21, y al poco tiempo quedó como jefe. El primer año conservó la estrella del restaurante y fue reconocido entre los 100 jóvenes talentos de la Gastronomía por el Basque Culinary Center. En la siguiente temporada, con 23 años, consiguió la segunda. 

Skina, la pequeña perla culinaria de Marbella

Skina es una pequeña perla culinaria en el corazón de Marbella que brinda, efectivamente, una experiencia singular a un máximo de diez comensales. Ésa es la capacidad desde el primer día y sigue siéndolo tras el proyecto de interiorismo realizado en otoño de 2021 y que multiplica, si cabe, la confortabilidad del comensal. Más que nunca se cuidan aspectos como la distancia entre las mesas, la atmósfera sonora y otros detalles que son determinantes.

«El tamaño del escenario en el que se desarrolla esa danza gastronómica, es lo de menos. Lo importante es el ritmo. La sinergia. La pasión. Y en este acogedor escenario, ¡ritmo, sinergia y pasión sobran, y se enfocan exclusivamente en diez únicos comensales! Diez protagonistas. Y cuatro mesas. ¿Imaginas el nivel de atención? ¿Imaginas el nivel de escucha? ¿Imaginas el nivel de cariño? Diez de diez”, apunta Granda. El resto es historia. Enhorabuena.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta