El queso canario cada vez se hace más conocido fuera de las fronteras de nuestro país y no es de extrañar ya que su calidad y frescura les hacen diferenciarse. En Canarias, como con sus vinos, llevan trabajo la cultura del queso muchos años, cuando la economía la sustentaba mayoritariamente el sector agrícola los ganaderos se encargaron de mejorar las fórmulas y formas de producción. Perfeccionaron sus técnicas de elaboración y producción.

Son dos las peculiaridades principales que hacen destacar a este alimento de las islas: el ganado y la forma de elaborarlos. La inmensa diversidad de flora que posee Canarias, gracias a su temperaturas y condiciones climatológicas, permite el nacimiento de gran cantidada de plantas diferentes que solo se dan esta región. Esto hace que el ganado que pasta en estas tierras adquiera unos elementos nutritivos diferente a la dieta de otros animales y el resultado final de esto se plasma en la calidad de los quesos. La principal tipología de leche que se usa es la de cabra pero también puedes encontrar queso de oveja o de vaca canaria.

En cuanto a la elaboración, la clave reside en su cobertura que impregna de sabor al queso. Destacan las cubierta con pimentón, gofio, aceite, harina o ahumado.

Cada islas tienen sus propios quesos con características tan diferenciadas como el contraste de sus paisajes. Tanto, que es fácil diferenciar los quesos de acuerdo a sus islas de proveniencia. Uno de los quesos más famosos a nivel mundial es el de Maxorata, denominado el mejor de cabra del mundo. A nivel más internacional, los quesos de Canarias que participaron este año en los World Cheese Awards 2019 en la ciudad de Bérgamo (Milán), obtuvieron un total de 25 premios repartidos por las islas. Y la medallas de oro la han logrado los Quesos Campos de Guía, semicurado (Santa María de Guía), Sat Caprican de cabra curado (Valsequillo de Gran Canaria), Quesos Fuente Morales de mezcla y una medalla de oro Grupo Ganaderos de Fuerteventura con Maxorata Majorero D.O.P.