La hamburguesa más cara del mundo cuesta 5.000 dólares (unos 4.155 euros) y se sirve en el restaurante Fleur del Hotel Mandalay Bay en Las Vegas. Las hamburguesas han pasado de ser uno de los clásicos de la comida rápida a figurar en las cartas más gourmet en todas sus versiones. ¿Qué tiene la hamburguesa más cara del mundo para costar 5.000 dólares? En Tapas te lo contamos.

El chef de Fleur, Hubert Keller la diseñó como una mezcla de los ingredientes más exclusivos del mercado: carne de Wagyu, foie gras y trufa negra silvestre. Por si no fuera suficiente, la comida se sirve acompañada con una botella del vino Chateau Petrus 1995.

 En España, la carne de la ternera japonesa Wagyu se puede encontrar por un precio aproximado de 100 euros el kilo aunque puede llegar a alcanzar hasta los 300. Todo depende del «marmolado» de la carne, es decir, la infiltración de grasa perfecta. El wagyu, también conocido como carne de Kobe por la región japonesa en la que se cría recibe los mejores cuidados durante su vida como masajes y música clásica. Por eso, es una de las piezas más selectas del mundo que ha llegado a alcanzar los 2.800 dólares el kilo. El chef Keller ha seleccionado la combinación ideal de esta carne de ternera para que su receta sea tierna y sabrosa.

Mucho más que carne

El foie gras. El hígado de pato o de oca engordado de forma natural o por sonda (así se reconoce en Francia el auténtico) es una de las delicatessen más apreciadas. Hubert Keller no especifica la marca utilizada para la hamburguesa pero los 100 gramos pueden alcanzar los 150 euros dependiendo de la marca y si es de oca o de pato. Además, existen diferencias entre las latas o los cortes de medallones y escalopes de foie.

La trufa negra es el diamante del bosque. En gastronomía es muy apreciada por su sabor y aroma y hay todo tipo de variantes de este producto gourmet. Cada vez más vemos tortillas y patatas trufadas, pastas y arroces y recetas que combinan a la perfección la delicadeza de este hongo. Los 50 gramos de trufa negra pueden rondar los 90 euros en el mercado. Así que aunque no sabemos que cantidad utiliza Keller sí tenemos claro que este ingrediente puede disparar el precio.

La botella de Chateau Petrus 1995, un maridaje perfecto. El Petrus 1995 ha sido calificado por muchos como el mejor vino del mundo por su sabor potente a frutos negros y su aroma con toques de café negro. Elaborado con uvas merlot y cabernet y de la denominación francesa Pomerol es único por su proceso de producción. Su precio oscila entre los 1.500 y los 3.700 euros.

La fleur burguer 5.000 es una hamburguesa selecta y con ingredientes dignos de un gran banquete pero si 5.000 dólares te parece demasiado, en la carta encontrarás una muy similar por un precio más económico. ¡Y no te olvides de probar las patatas fritas!

Deja un comentario